Probamos el nuevo Citroën C5 Aircross 2019: un SUV económico, confortable y con tres asientos traseros

Subscribirse
Citroën C5 Aircross 2019.
Citroën C5 Aircross 2019.

Ya hemos tenido la oportunidad de realizar una primera toma de contacto con el nuevo Citroën C5 Aircross de 2019. Un modelo que llegará a los concesionarios españoles en los primeros días de 2019.

Hemos realizado esta primera prueba en Marruecos, en los alrededores de Marrakech durante su presentación a la prensa internacional. Una ruta de alrededor de 200 kilómetros por carreteras en mal estado y alguna que otra pista de tierra para tener una primera conclusión: el C5 Aircros es un coche cómodo que filtra muy bien las irregularidades del terreno. Analizaremos ahora todas las características de este modelo.

Citroën C5 Aircross.

Un modelo clave para Citroën

Para Citroën el nuevo C5 Aircross es un modelo muy importante. Entre otras porque la marca francesa no tenía hasta la fecha un todocamino o SUV del segmento C.

Mientras que sus ‘hermanos’ del grupo PSA sí comercializan el 3008 y 5008 (en el caso de Peugeot) y el Grandland X (en el caso de Opel), Citroën no tenía un SUV-C.

Es cierto que la marca francesa tuvo en su momento el C4 Aircross. Pero este modelo no era propio sino que estaba en colaboración con Mitsubishi.

Citroën C5 Aircross.

Y también es cierto que Citroën se había especializado en monovolúmenes con el C4 SpaceTourer, conocido anteriormente como Citroën C4 Picasso.

Sin embargo, teniendo en cuenta que los monovolúmenes están de capa caída, en Citroën sabían que tarde o temprano tendrían que construir un SUV-C.

Sobre todo si tenemos en cuenta que el segmento C-SUV se ha duplicado en los últimos cinco años.

Mientras que en 2012 se comercializan cerca de 4,5 millones de SUV-C, en 2017 se vendieron 10 millones. Además, este incremento no queda ahí. En 2020 se esperan 12 millones y en 2024 se podrían comercializar 13 millones.

Por tanto, era inevitable que Citroën se embarcara en este segmento para seguir creciendo. Los objetivos de venta para este modelo son de aproximadamente unas 9.500 unidades en el primer año de comercialización: 2019 (Peugeot comercializó un total de 15.000 unidades del Peugeot 3008 en 2017). Por tanto, son unas cifras más que razonables.

Citroën C5 Aircross.

La llegada del C5 Aircross permitirá a Citroën seguir incrementando sus ventras. Entre enero y septiembre de 2018 la firma francesa ha comercializado un total de 591.0000 unidades, lo que supone la cifra más alta de ventas de los últimos 7 años y el quinto año de crecimiento consecutivo.

Quiénes son sus rivales

En principio muchos. El segmento de los SUV-C es una de las categorías con mayor número de competidores. A continuación señalamos algunos de los competidores más importantes de este nuevo modelo, en lo que a ventas se refiere:

Nissan Qashqai
Hyundai Tucson
Seat Ateca
Volkswagen Tiguan
Peugeot 3008
Renault Kadjar
Dacia Duster
Ford Kuga
Toyota C-HR
Mazda CX-5
Kia Niro
Honda CR-V

Y de todos ellos, Citroën ha puesto el punto de mira especialmente en uno de ellos. En concreto es el Hyundai Tucson (y por lógica también el Kia Sportage) los rivales con los que Citroën considera que el C5 Aircross es competencia directa.

Diseño atractivo

Una vez junto a él tenemos que reconocer que a nosotros el C5 Aircross nos resulta un SUV atractivo. Su diseño es interesante. Llaman la atención, por ejemplo, las luces de día formadas por dos líneas de led a cada lado del vehículo y en una parte superior.

Citroën C5 Aircross.

Del frontal también nos parece atractivo la rejilla y las toberas de la parte inferior. Unas toberas que tienen un diseño similar a los airbumps, unas pequeñas bolsas de aire en las puertas que empezaron con fuera en el Citroën C4 Cactus de 2014 y que con el paso del tiempo han perdido fuelle en la marca francesa.

Continuamos en el interior y también nos llama la atención su cuadro de instrumentos digital, así como la pantalla en la parte superior de la consola y mediante la cual se manejan todas las funciones principales del vehículo.

Un tamaño considerable

Uno de los aspectos claves del Citroën C5 Aircross es que tiene un tamaño considerable. En concreto, este nuevo SUV tiene una longitud de 4,50 metros, una anchura de 1,84 metros y una altura de 1,67 metros. A ello hay que sumar una batalla o distancia entre ejes de 2,73 metros, que también es considerable.

Citroën C5 Aircross.

Con esta longitud, por tanto, podemos señalar que el Citroën C5 Aircross tiene un tamaño considerable. Es de los más grandes de la categoría sólo superado por el Mazda CX-5 e incluso por el Honda CR-V. A continuación tienes el ranking de los modelos del segmento ordenados de mayor a menor longitud:

Honda CR-V | 4,60 metros
Mazda CX-5 | 4,55 metros
Ford Kuga | 4,52 metros
• Citroën C5 Aircross | 4,50 metros
Hyundai Tucson | 4,5 metros
Volkswagen Tiguan | 4,48 metros
Kia Sportage | 4,48 metros
Opel Grandland X | 4,47 metros
Subaru XV | 4,46 metros
Peugeot 3008 | 4,44 metros
Renault Kadjar | 4,44 metros
Mitsubishi Eclipse Cross | 4,40 metros
Skoda Karoq | 4,38 metros
Nissan Qashqai | 4,38 metros
Seat Ateca | 4,36 metros
Toyota C-HR | 4,36 metros
Kia Niro | 4,35 metros
Dacia Duster | 4,34 metros
Volkswagen T-Roc | 4,23 metros

Lo que más sorprende en este sentido del C5 Aircross es que, pese a que toma prestada la plataforma de PSA conocida internamente como EMP2 del grupo PSA, Citroën ha logrado que la batalla sea algo más grande que la del un Peugeot 3008 -unos 6 centímetros- y bastante más pequeña que la de un Peugeot 5008 -14 centímetros-.

Por otra parte, sorprende que su batalla tenga exactamente las mismas dimensiones que la de un DS 7 Crossback, que también cuenta con 2,73 metros de largo.

Por todo ello, podemos decir que el nuevo Citroën C5 Aicross es un SUV a medio camino entre el Peugeot 3008 y el 5008 y cuenta con una longitud muy similar a a la del DS 7 Crossback.

Habitabilidad y modularidad

Es uno de los puntos más interesantes de este Citroën C5 Aircross. En líneas generales se puede decir que es un coche amplio y muy modulable. Pero vayamos por partes y analicemos cada uno de los apartados de este modelo.

Habitabilidad delantera

Comenzando por la habitabilidad y por las plazas delanteras, comprobamos que tiene una anchura de 145 centímetros hasta los paneles de las piuertas (hasta los montantes hay unos pocos centímetros menos).

Citroën C5 Aircross.

Se trata de una de las mejores medidas de la categoría. Dos adultos, por tanto, viajarán con total confort, con amplitud y sin rozarse entre ellos. Aquí tienes la anchura del C5 Aircross y la de algunos de sus rivales:

• Citroën C5 Aircross | 145 centímetros
• Volkswagen Tiguan | 145 centímetros
• Mazda CX-5 | 145 centímetros
• Peugeot 3008 | 145 centímetros
• Seat Ateca | 144 centímetros
• Nissan Qashqai | 143 centímetros
• Ford Kuga | 143 centímetros
• Hyundai Tucson | 143 centímetros

Continuando con la altura libre al techo de las plazas delanteras, comprobamos que puede ofrecer una altura máxima de 105 centímetros, entre la banqueta y el techo.

Esta cifra se corresponde con las unidades sin techo panorámico. En el caso de incluir techo panorámico, entonces la altura libre al techo se reduce hasta los 98 centímetros.

Aquí, en altura libre al techo de las plazas delanteras, el C5 Aircross es de los modelos más amplios de la categoría (en las unidades sin techo panorámico):

• Citroën C5 Aircross | 105 centímetros
• Mazda CX-5 | 101 centímetros
• Peugeot 3008 | 100 centímetros
• Seat Ateca | 100 centímetros
• Volkswagen Tiguan | 100 centímetros
• Ford Kuga | 98 centímetros
• Hyundai Tucson | 98 centímetros
• Nissan Qashqai | 95 centímetros

Habitabilidad trasera

Es el turno de las plazas traseras. Comenzando por la anchura, comprobamos que ofrece 141 centímetros de extremo a extremo. Aquí, una vez más, el Citroën C5 Aircross vuelve a situarse en una buena posición respecto a sus rivales:

• Volkswagen Tiguan | 143 centímetros
• DS 7 Crossback | 142 centímetros
• Citroën C5 Aircross | 141 centímetros
• Opel Grandland X | 141 centímetros
• Seat Ateca | 140 centímetros
• Honda CR-V | 139 centímetros
• Hyundai Tucson| 137 centímetros

Citroën C5 Aircross.

Y si analizamos la altura trasera comprobamos que el C5 Aircross tiene 97 centímetros de altura libre al techo. Esta cifra vuelve a ser una de las mejores de la categoría:

• Peugeot 3008 | 99 centímetros
• Citroën C5 Aircross | 97 centímetros
• Opel Grandland X | 96 centímetros
• Seat Ateca | 96 centímetros
• Honda CR-V | 95 centímetros
• Kia Sportage
| 94 centímetros
• Volkswagen Tiguan | 92 centímetros

En el caso de que el C5 Aircross tenga techo panorámico, la altura libre al techo desciende hasta los 93 centímetros.

Tres asientos independientes

Es otra de las principales virtudes de este modelo que, además, puede ser una razón de compra interesante.

Hablamos de la butaca de la segunda fila que está dividida en tres asientos individuales. Además, no sólo son individuales sino que también tienen el mismo tamaño.

Citroën C5 Aircross.

¿Y estas tres butacas son amplias? Bueno pues aquí está el quid de la cuestión. No son tan amplias como para que tres adultos vayan con holgura, puesto que miden de anchura 42 centímetros…

Además, los adultos se puede clavar los enganches del cinturón de seguridad y también sus cabezas van muy pegadas a la zona del techo (incluso puedes rozar con él). No obstante, sí son lo suficientemente amplias como para que tres niños u adolescentes viajen con comodidad.

Citroën C5 Aircross.

Entre los aspectos a mejorar, el hecho de que sólo tiene dos isofix en los asientos traseros. Es decir, la plaza central trasera no cuenta con sujeción isofix. En este sentido, el Peugeot 5008 sí ofrece tres isofix traseros, pero el DS 7 Crossback, no los puede ofrecer.

A cambio todas las butacas traseras (las tres) se pueden desplazar hasta 15 centímetros de regulación longitudinal, para permitir así mayor capacidad de maletero o bien mayor habitabilidad.

Y también, es destacable que los respaldos traseros se pueden reclinar en diferentes posiciones (hasta cinco, según afirma Citroën) para encontrar la posición ideal para cada uno de los pasajeros traseros. Por último, cierra la lista de virtudes, el hecho de que el piso del suelo de la parte trasera sea plano.

De los mejores maleteros

En cuanto al maletero, este nuevo Citroën C5 Aircross tiene una capacidad de carga de 580 litros. Se trata de uno de los maleteros más capaces del segmento. A continuación tienes el ranking según la capacidad del maletero:

Volkswagen Tiguan | 615 litros
• Citroën C5 Aircross | 580 litros
Honda CR-V | 561 litros
Skoda Karoq | 521 litros
Peugeot 3008 | 520 litros
Opel Grandland X | 514 litros
Hyundai Tucson | 513 litros
Seat Ateca | 510 litros
Mazda CX-5 | 506 litros
Renault Kadjar | 472 litros
Ford Kuga | 456 litros
Dacia Duster | 445 litros
Kia Sportage | 439 litros
Nissan Qashqai | 401 litros
Mitsubishi Eclipse Cross | 378 litros
Toyota C-HR | 377 litros
Kia Niro | 324 litros
Volkswagen T-Roc | 392 litros

Esta gran capacidad, no obstante, se consigue sustituyendo la rueda de repuesto por un kit antipinchazos. La rueda de repuesto que se ofrece es de tipo ‘galleta’ y es opcional.

Citroën C5 Aircross.

Calidad del interior

Es quizás uno de los elementos más criticables que puede tener este modelo. Con ello no queremos decir que las calidades sean bajas.

Pero sí hay que reconocer que hay ciertos elementos como la abundancia de plásticos duros, por ejemplo en las puertas, que son menos agradables al tacto que elementos mullidos.

Esta apreciación también podemos verla a la hora de cerrar las puertas, sobre todo las traseras. Y ya no sólo por el sonido. También por el hecho de que hay que ejercitar algo de fuerza para que la puerta quede bien cerrada (al menos en las unidades probadas).

Citroën C5 Aircross.

Y también, a nuestro juicio, Citroën podría ofrecer una mayor calidad en el apartado de los asientos. Por un lado, pensamos que son unas butacas con un diseño atractivo (simulan formas acolchadas o en tres dimensiones) pero también creemos que podrían presentar una mayor ergonomía y sujeción. Hay que reconocer que son cómodas pero a nuestro juicio son excesivamente blandas y no recogen o sujetan el cuerpo.

Motores

En cuansto a la gama de motores, este nuevo Citroën C5 Aircross está disponible con los motores de gasolina PureTech 130 CV con cambio manual de seis marchas y PureTech 180 CV con caja automática de ocho velocidades.

Citroën C5 Aircross.

Y también con los diésel BlueHDI 130 CV, con cambio manual y automático; y BlueHDI de 180 CV con cambio automático. Asimismo, en 2019, este SUV tendrá una versión híbrida enchufable.

Esta versión híbrida enchufable tendrá una potencia máxima de 300 CV, gracias a su motor de gasolina de 200 CV y a los dos generadores eléctricos. Esta versión híbrida enchufable puede recorrer hasta 60 kilómetros en modo completamente eléctrico.

Precios

Su precio inicial parte de los 23.500 euros. Sin embargo, todos aquellos interesados tienen un descuento promocional de 2.000 euros, por lo que el precio en realidad parte de los 21.350 euros para el acabado Start y el motor de gasolina PureTech de 130 CV. Se trata de un precio económico. En el caso de que el cliente financie el precio inicial desciende hasta los 18.650 euros.

Citroën C5 Aircross.

Si analizamos el segmento ene el que compite (los SUV-C) pocos modelos se pueden encontrar con un precio inferior. Tan sólo hemos localizado como posibles rivales más económicos el Dacia Duster, SsangYong XLV, SsangYong Korando y Subaru XV. El resto de modelos son todos más caros.

A continuación detallamos todos los precios del nuevo Citroën C5 Aircross de 2018. A estos precios habría que restarle los 2.000 euros de campaña promocional así como más descuentos si se opta por la financiación.

Gasolina manual

• PureTech 130 Manual Start | 21.350 euros
• PureTech 130 CV Manual Live | 22.650 euros
• PureTech 130 CV Manual Feel | 25.150 euros
• PureTech 130 CV Manual Shine | 27.650 euros

Gasolina automático

• PureTech 180 EAT8 Feel | 29.250 euros
• PureTech 180 EAT8 Shine | 31.950 euros

Diésel manual

• BlueHDI 130 CV Manual Live | 24.650 euros
• BlueHDI 130 CV Manual Feel | 27.150 euros

• BlueHDI 130 CV Manual Shine | 29.650 euros

Diésel automático

• BlueHDI 130 EAT8 Feel | 29.150 euros
• BlueHDI 180 EAT8 Feel | 31.250 euros
• BlueHDI 130 EAT8 Shine | 31.850 euros
• BlueHDI 180 EAT8 Shine | 33.950 euros

Y a continuación detallamos también lo que incorpora cada uno de los acabados:

Start
• Alerta de colisión con frenada automática
• 6 Airbags
• ESP
• Control de presión de los neumáticos
• Luz diurna de leds
• Ordenador de viaje
• Reconocimiento de límites de velocidad
• Aire acondicionado
• Asientos con regulación longitudinal
• Encendido automático de luces
• Freno de estacionamiento automático
• USB
• Bluetooth
• Pantalla táctil de 8 pulgadas

Live (suma al Start)
• Ayuda al estacionamiento trasero
• Climatizador
• Citroen Connect Radio
• Llantas de aleación de 19 pulgadas

Feel (suma al Live)
• Ayuda al estacionamiento delantero
• Cámara de visión trasera
• Mirror Screen
• Navegador 3D

Shine (suma al Feel)
• Connect Box
• Grip Control
• Faros full led
• Mantenimiento en el carril
• Portón de apertura eléctrica
• Cargador inalámbrico del móvil
• Reconocimiento de voz
• Control de descenso de operaciones

Al volante

Para esta primera toma de contacto, hemos podido conducir dos mecánicas diferentes: Blue HDI 180 CV y PureTech de 180 CV, ambas con el cambio EAT 8 y el acabado Shine.

Conviene recordar en este sentido que toda la gama del C5 Aircross es tracción delantera (4×2). Eso sí, todas las versiones con el acabado Shine incorporan un selector conocido como Grip Control que permite seleccionar entre diversos modos de conducción (arena, barro, nieve) actuando así sobre el control de tracción.

Citroën C5 Aircross.

Para empezar la prueba comenzamos con el diésel BlueHDI con 180 CV. Se trata de un motor de dos litros con 400 Nm. de par disponible desde las 2.000 vueltas.

Este motor nos ha gustado porque ofrece un buen rendimiento, tanto en aceleración desde parado como en recuperaciones. Sí nos ha parecido por el contrario algo rumoroso. En cuanto al consumo, con este motor el gasto oficial es de 4,8 litros, cifra que en carretera está más cercana de los 7 o incluso de los 8 litros.

En esta toma de contacto, también hemos podido conducir el PureTech de 180 CV. Un motor que nos ha parecido más recomendable que el BlueHDI de 180 CV. Entre otras cosas porque es un propulsor mucho más refinado y más agradable de usarlo.

Citroën C5 Aircross.

Además, este motor lo hemos conocido en muchos modelos del grupo PSA… Incluso en modelos mucho más potentes como el Peugeot 308 GTI y siempre nos ha parecido un motor brillante. Entre otras cosas porque empuja desde muy abajo, se puede estirar bastate y si se conduce con eficiencia rondará los 8 litros.

El cambio automático en ambas versiones estaba firmado por la japonesa Aisin. Se trata de un cambio adecuado. En conducción normal y tranquila esta caja presenta un buen funcionamiento, sube y baja rápido de marchas y no hay tirones en las transiciones. Sólo si imprimimos un mayor ritmo a la marcha es cuando surgen algunas pequeñas carencias del cambio, como una mayor fidelidad a las acciones del conductor.

Siguiendo con las características de este modelo, podemos señalar que es un coche muy confortable. Eso sí, hay que señalar que es un confort basado en un concepto blando, tanto de la suspensión como de otros elementos como los asientos.

Citroën C5 Aircross.

La suspensión es un sistema patentado previamente en el C4 Cactus y que consiste en que suaviza la función de la suspensión tanto en compresión como en extensión.

Esto permite que haya una gran comocidad en el interior del habitáculo sobre todo cuando se circula sobre firmes en mal estado. Esto es algo que comprobamos en primera persona puesto que en Marruecos muchas de las carreteras por las que condujimos estaban rotas y en mal estado de conservación.

A cambio, no obstante, la carrocería balancea. Y cuando decimos que balancea es que balancea mucho. Basta acelerar a fondo para comprobar que la zaga del coche se baja y el morro se levanta. Y lo contrario cuando frenamos de forma contundente.

Citroën C5 Aircross.

Asimismo, al forzar el coche y hacer cambios de dirección de forma contundente, rápidamente entran en acción los controles electrónicos para evitar mayores balanceos de la carrocería.

Los asientos, además, que cuentan con una espuma específica… también ahondan esta dirección, puesto que nada más sentarte notas que son demasiado blandos y apenas recogen el cuerpo. Luego hay que reconocer que son cómodos y que incluso, tras centenares de kilómetros, no nos cansamos con ellos. Aunque sí echamos de menos algo más de sujeción.

Conclusión

Si buscas un SUV de tamaño compacto el Citroën C5 Aircross tiene muchos puntos interesantes que tienes que tener en cuenta: tiene un diseño atractivo, un habitáculo amplio, un enorme maletero, tres filas de asientos traseros independientes y un precio ajustado.

¿Aspectos a mejorar? Sí, también los tiene. La plaza central trasera no cuenta con isofix, los asientos no sujetan el cuerpo, la suspensión nos parece excesivamente blanda y hay muchos plásticos duros, como por ejemplo los paneles de las puertas.

Valoración

Diseño: 8
Espacio interior y maletero: 8
Motor, cambio y prestaciones: 7
Confort y terminación: 7
Equipamiento en seguridad y tecnología: 8
Diversión al volante: 7
Precio: 7

Puntuación final: 7.42

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.