Precios de coches nuevos

Citroën C4 Cactus 2014

2ª mano
6,8/10
Puntuación media según 8 opiniones de expertos
6.8 10 8
Puntúa
este coche
6,8/10
Puntuación media según 8 opiniones de expertos
Puntúa
este coche
Desde
15.350€
Distintivo ambiental (Etiqueta DGT)
Tipo de coche
SUV pequeños
Tamaño
Pequeño
Largo/ancho/alto
4,2/1,7/1,5 metros
Maletero
358 l.
Seguridad

A favor

Precio competitivo, estética moderna y vanguardista y motores eficientes.

En contra

Calidades algo justas, banqueta segunda fila indivisible, ventanillas de compás, comportamiento…

Desde el año 2014, Citroën ha entrado de lleno en la categoría de SUV urbanos con el modelo C4 Cactus. Se trata de una categoría donde compiten superventas de la talla del Peugeot 2008, el Renault Captur o el Nissan Juke, entre otros.

Sin embargo, el C4 Cactus no presenta las mismas características que estos rivales citados anteriormente. El C4 Cactus presenta una estética completamente innovadora, algunas soluciones tecnológicas vanguardistas, un precio competitivo y una terminación más cercana de un modelo low cost que de un coche Premium.

Pero vayamos por partes, este nuevo Citroën C4 Cactus (a pesar del nombre) no está basado en el C4. Utiliza la plataforma (estructura) PF1 de PSA que ha sido desarrollada para modelos pequeños o utilitarios. Hablamos, por ejemplo, del Peugeot 208, del Citroën C3 o incluso del Peugeot 2008.

Siguiendo con el apartado de medidas el Citroën C4 Cactus presenta una longitud de 4,15 metros, una anchura de 1,72 metros y una altura de 1,55 metros. A ello hay que sumar una distancia entre ejes de 2,59 metros. Por tanto estamos hablando de que su tamaño es contenido. Sin embargo y a pesar de que su tamaño es contenido, desde Citroën han logrado que presente un aspecto de todocamino, quizás sobre todo a una razonable altura libre al suelo que es de 21 centímetros. En cuanto al espacio interior, en él pueden viajar cuatro adultos, aunque no con total confort. Las plazas delanteras son muy espaciosas. Sin embargo, las plazas traseras son más incómodas, sobre todo en el apartado de altura.

En cambio la distancia para las piernas de los ocupantes traseros es buena, gracias en parte a la batalla de 2,60 metros. El maletero, en cambio, es uno de sus puntos fuertes con casi 350 litros de capacidad. Eso sí, gran parte de esta capacidad se ha logrado sustituyendo la rueda de repuesto por un kit antipinchazos.

En cuanto a la comodidad, hay opiniones para todos los gustos. A nosotros nos parece que la comodidad que presenta el C4 Cactus es un confort malentendido. Es decir, incorpora asientos blandos que inicialmente nos pueden parecer confortables pero que, a los varios centenares de kilómetros, estaremos deseando bajar de ellos ya que su mullido es excesivamente blando y, además, su ergonomía no está cuidada.

No obstante, lo que más llama la atención es este modelo son algunas de las soluciones ingeniosas que incorpora. Comenzando por el exterior, nos encontramos con los Airbump. Se trata de unos protectores que van en las puertas que tienen dos misiones. La primera protegerlas por medio de una especie de bolsas de aire. Y por otro darle al C4 Cactus un aire divertido y juvenil.

De serie son negras pero se puede elegir entre varios colores pagando un sobreprecio reducido. Otra solución ingeniosa, aunque esta del interior, es el asiento corrido de la primera fila. Eso sí, para optar a ella hay que seleccionar el cambio automático ETG6 ya que con el manual nos encontramos en ese lugar con la palanca de cambios y el freno de mano. Siguiendo con las innovaciones, el airbag del copiloto en lugar de salir del espacio donde se sitúa la guantera sale del techo, así la guantera es más amplia y la apertura es más sencilla.

Sin embargo, esto como contrapartida ha supuesto retirar los parasoles hacia atrás, prescindir del espejo de cortesía y lo que es más grave sacrificar la salida de aire en aquel lado (lo han arreglado poniendo unas salidas de aire centrales más grandes). Por tanto, una solución interesante pero con muchos peajes a cambio.

Las particularidades de este modelo no se detienen aquí. De hecho hay muchas más. Por ejemplo, el respaldo trasero es de una pieza única. Es decir que sólo se abatirá el respaldo entero. De ahí que no podamos llevar objetos largos en el maletero si queremos llevar algún ocupante en la segunda fila. Otras pegas que encontramos al C4 Cactus es que el volante que es achatado por arriba y por abajo no tiene regulación en altura. Pero lo que nos parece más llamativo y prácticamente imperdonable es que las ventanillas traseras no se pueden bajar, sino que son de compás, una solución que únicamente se realizaba en coches de tres puertas.

La sencillez es el aspecto principal que denomina el interior. Sobre todo en elementos como el cuadro de instrumentos donde predomina un enorme velocímetro digital. Respecto al infoentretenimiento todo pasa por la pantalla táctil de 7 pulgadas situada en el centro de la consola. Aquí, se puede controlar todo. Desde el climatizador, hasta las apps, pasando por la navegación y el equipo de audio.

En cuanto a los motores, la gama estará formada por dos gasolinas Puretech de 82 y 110 CV y por los diésel e-HDI de 92 CV y BlueHDI, que cumple con la normativa Euro6 obligatoria desde septiembre de 2015, de 100 CV. Según el motor estarán disponibles un cambio manual de cinco marchas o un automático ETG que en ningún momento es recomendable por sus continuos tirones.

En definitiva, un coche divertido y juvenil que tiene dos puntos fuertes: su estética y el precio competitivo. A cambio, la calidad de algunos acabados (como el cierre de las puertas o los asientos excesivamente mullidos) y los peajes que hay que pagar por incorporar soluciones innovadoras (como la ausencia de salidas de aire en el lado derecho o la banqueta fija) son sus principales inconvenientes.

A favor

Precio competitivo, estética moderna y vanguardista y motores eficientes.

En contra

Calidades algo justas, banqueta segunda fila indivisible, ventanillas de compás, comportamiento…

Opinión de medios expertos

6,8

/10
Cocheando analiza diariamente lo que se publica acerca de este coche en revistas, diarios y webs para recoger aquí las principales conclusiones. La puntuación final es la nota media de las publicaciones analizadas.
Autovía
Motor16
Marca
Cocheando
Autobild
Coche Actual

Autovía

Cumple por agrado de uso, buen nivel de prestaciones, motor vivo y consumo razonable. El interior es original, pero hay detalles prácticos mejorables. (Versión probada: C4 Cactus Puretech 110 Shine).

Autovía | Abril 2016

Motor16

Destaca por su diseño original, por su habitabilidad, por las posibilidades de personalización, su peso ligero y su motor eficiente. Debe mejorar en aspectos como las ventanas traseras de tipo compás y el techo panorámico sin cortinilla. (Versión probada: Puretech 110 CV).

Ver en Motor16

Marca

Destaca sobre todo por su estética. Y también sobresale por el consumo. En cambio, debe mejorar el comportamiento y otros elementos como el motor, las prestaciones, el maletero y la terminación. (Versión probada: 1.6 BlueHDI 100 CV Shine).

Ver en Marca

Autobild

por M. Büttner -

Con la edad van apareciendo ciertos problemas de óxido. En la parte inferior de las puertas, en los ejes, en el chasis… Además, en el interior la pantalla central a veces se cuelga y es complicado pulsar algunos botones. Además, en la suspensión los ‘silentblocks’ se fatigan demasiado rápido y tendrás que cambiarlos con menos kilómetros de lo habitual. (Versión probada: C4 Cactus 2014 1.2 82 CV)

Ver más

Cocheando

por Cocheando -

El Citroën C4 Cactus puede ser un modelo interesante. Se trata de un todocamino o SUV urbano con un diseño muy original y un precio competitivo. A ello se suma que tiene innovaciones interesantes como una única fila de asientos tanto delante –siempre y cuando se opte por el cambio automático- como detrás. A cambio, eso sí, tiene que pagar varios peajes por incluir estas novedades. Por ejemplo, las ventanillas traseras son de compás, la segunda fila sólo tiene una pieza y no hay toberas de aireación en el lado del acompañante del conductor. Además tanto los asientos como las suspensiones son excesivamente blandas. Por tanto, puede ser un SUV a tener en cuenta si te gusta su diseño y lo encuentras a un precio competitivo.

Marca

Destaca por su estética y por su habitáculo, que es amplio. Sin embargo, tiene algunas características que le restan puntuación. No es muy cómodo, las ventanillas traseras son de compás, la butaca trasera es corrida… (Versión probada: E-HDI 92 ETG6).

Ver en Marca

Coche Actual

Aunque se llama C4 Cactus está desarrollado sobre el C3. Por tanto, su comportamiento está más cerca de lo que ofrece un segmento B que del comportamiento de un segmento C. No obstante, cumple con un buen agrado de uso y más que suficiente nivel de prestaciones, con un motor que muestra una respuesta muy viva y unos consumos muy razonables. El interior denota calidad, pero hay algunos detalles que desmerecen. (Versión probada: 1.2 PureTech 110 CV Shine).

Coche Actual | 22/04/2016

Autobild

Es un típico Citroën. Destaca por su personalidad muy marcada y es cómodo. Su objetivo es ser simpático para quien lo conduce o quien lo ve desde fuera. Sin embargo, le falta practicidad. Tras una prueba de larga duración de 100.000 kilómetros hay que prestar atención a su sistema de encendido y a la caja de cambios. (Versión probada: Puretech 110 CV).

Más en Autobild

Opiniones de usuarios

Hace 1 año probé un C4 Cactus durante 24 horas gracias a una promoción de Citroën. Era una unidad blanca bastante equipada con el motor 1.6 BlueHDI de 100 CV, con cambio manual. El diseño exterior es extremo en el aspecto de que o te gusta o no te gusta, no tiene términos medios, a mí personalmente no me gusta. El interior tiene varios detalles en los que se podían haber estirado un poco más: - Ausencia de cuentarrevoluciones, hace 30 años pudiera pasar, en el momento actual debería llevarlo - Sólo 3 aireadores en el salpicadero, uno en el lado izquierdo, otro en el centro a la izquierda y uno más grande en el centro a la derecha, se echaba en falta bastante el cuarto aireador en el lado derecho - Ausencia de botones físicos en la consola central Todo se maneja a través de la pantalla central, cosa que puede generar distracciones y situaciones de riesgo en determinadas ocasiones, pero la pantalla funcionaba muy fluida, todo hay que decirlo. El navegador también funcionaba muy bien. La habitabilidad tanto delantera como trasera era buena, pero la ausencia de elevalunas traseros puede llegar a generar algo de claustrofobia. El motor, dado el poco peso del vehículo empuja bien y tiene la potencia adecuada para moverlo. Los consumos son muy bajos y a poco que te lo propongas puedes bajar de 4 litros a los 100 según la media del ordenador de abordo, en este aspecto no hay queja alguna. El tacto del cambio es un poco "ortopédico" como suelen ser los 5 marchas manuales de PSA. La visibilidad a través de los retrovisores no es la mejor que uno pueda esperar, por lo que se hace más que necesario equiparlo con sensores de aparcamiento o sensores + camara. El maletero tiene buen tamaño. La unidad que probé yo, por aquel entonces y con esa configuración superaba los 21.000 euros. Un precio bastante elevado para el producto que es. Yo personalmente no lo compraría, pero no es un mal producto; simplemente lo están vendiendo a un precio que no es el adecuado.