Precios de coches nuevos

Citroën C-Elysée 2017

Nuevo
6,3/10
Puntuación media según 6 opiniones de expertos
6.3 10 6
Puntúa
este coche
Cara muy sonriente 10º en Puntuación
Cara muy sonriente 2º en Precio
Cara neutral Sin datos en Ecología
Cara muy sonriente 2º en Ventas
Cara muy sonriente 4º en Seguridad
Cara muy sonriente 12º en Tamaño
Cara muy sonriente 4º en Maletero
6,3/10
Puntuación media según 6 opiniones de expertos
Puntúa
este coche
Cara muy sonriente 10º en Puntuación
Cara muy sonriente 2º en Precio
Cara neutral Sin datos en Ecología
Cara muy sonriente 2º en Ventas
Cara muy sonriente 4º en Seguridad
Cara muy sonriente 12º en Tamaño
Cara muy sonriente 4º en Maletero
Desde
13.700€
Distintivo ambiental (Etiqueta DGT)
Tipo de coche
Berlinas medias
Tamaño
Mediano
Largo/ancho/alto
4,4/1,7/1,5 metros
Maletero
506 l.
Seguridad

A favor

Amplio maletero, buen habitáculo, precio muy competitivo.

En contra

Calidad de los acabados, equipamiento justo, estética.

Desde 2017 Citroën tiene a la venta un nuevo C-Elysée. Se trata de una puesta al día del modelo introducido en 2012. No es, por tanto, un C-Elysée completamente nuevo sino una actualización o restyling. Con estos cambios este C-Elysée se mantendrá en los concesionarios hasta el año 2020, fecha en la que podría ser sustituido por otro modelo.

La llegada de este nuevo C-Elysée viene después de un gran éxito de ventas. Comercializado en algunos de los países del área del Mediterráneo (como España, Turquía y Argelia) y en otros como en China, Citroën ha vendido un total de 400.000 unidades en todo el mundo, de las que cerca de 15.000 unidades corresponden al mercado Español (entre 2012 y 2016). No obstante, cabe señalar que China sigue siendo el primer mercado de este modelo, ya que la berlina tradicional es un tipo de coche muy demandado en este país.

En cuanto a las novedades, el C-Elysée estrena un nuevo frontal en el que suma un nuevo paragolpes, nueva calandra y más presencia del emblema de la marca (los chevrones). Además, los faros delanteros han sido también resideñados y los traseors incorporan también unos pilotos con efecto 3D. También son nuevos algunos de los diseños de las llantas y dos nuevos colores para la carrocería.

Una vez dentro nos quedamos como principal elementos con la pantalla táctil de 7 pulgadas, que ofrece un plus de modernidad, al igual que los cuadros de instrumentos incorporan ahora nuevos grafismos para facilitar la lectura. La llegada de la pantalla táctil de 7 pulgadas es muy interesante ya que ahora el Citroën C-Elysée permite funciones como la de Mirror Screen a través de Android Auto y CarPlay. Asimismo, también la pantalla permite funciones en el navegador como activar el zoom con dos dedos. A todo ello hay que sumar la posibilidad de recibir la información del tráfico en tiempo real.

Lo que por el contrario no varía en absoluto es el enfoque que tiene este modelo. El C-Elysée continúa siendo un modelo que compite en el segmento de las berlinas pequeñas. Es decir es un nuevo rival de modelos como el Ford Focus Sedán, Hyundai Elantra, Mazda3 SportSedan, Renault Fluence, Seat Toledo, Skoda Rapid, Suzuki Kizashi, Toyota Prius, Volkswagen Jetta y Volvo S40. Frente a todos ellos, el C-Elysée se caracteriza por su precio competitivo y orientación low cost.

La llegada de este modelo tiene sentido ya que este tipo de berlinas están siendo muy demandadas en mercados como China. Aunque inicialmente se pensó que este tipo de modelos no se traerían a Europa, finalmente los responsables de la firma francesa han decidido que aquí también pueden ser interesantes a algunos clientes que busquen un precio ajustado, una buena habitabilidad y cierta calidad.

Para comprender cómo es este modelo basta señalar que es una berlina de tamaño contenido. Es decir, se trata de un coche de tres volúmenes que se sitúa entre los 4,4 y los 4,5 metros. Asimismo, este C-Elysée parte del Citroën C3. Tiene su misma plataforma, aunque convenientemente alargada para llegar a una distancia entre ejes de 2,65 metros.

Respecto a sus dimensiones el C-Elysée tiene una longitud de 4,42 metros, una anchura de 1,74 metros y una altura de 1,46 metros. Además, su distancia entre ejes es de 2,65 metros. Si lo comparamos con sus rivales podemos afirmar que el C-Elysée es uno de los modelos más pequeños de la categoría. De hecho, todos sus rivales son más grandes: Suzuki Kizashi (4,65 metros), Volkswagen Jetta (4,65 metros), Renault Fluence (4,61 metros), Mazda3 SportSedan (4,58 metros), Hyundai Elantra (4,55 metros), Ford Focus Sedán (4,48 metros), Seat Toledo (4,48 metros), Skoda Rapid (4,48 metros) y del Toyota Prius (4,48 metros).

Estas dimensiones contenidas desembocan en que el C-Elysée tiene una habitabilidad en cierto modo reducida. Por ejemplo, ofrece un gran espacio para las piernas y una buena altura libre al techo pero, en cambio, es bastante estrecho (tanto delante como detrás).
Como contrapartida a ser estrecho, el C-Elysée ofrece un maletero con una capacidad de 506 litros. Se trata, por tanto, de una buena medida. De acuerdo que no es el más grande de la categoría. De hecho otros muchos modelos le superan: Seat Toledo (550 litros), Skoda Rapid (550 litros), Ford Focus Sedán (537 litros), Renault Fluence (530 litros), Volkswagen Jetta (510 litros).

Pero, a su vez, el C-Elysée supera también a otros tantos rivales como el Toyota Prius (502 litros), Hyundai Elantra (485 litros), Suzuki Kizashi (461 litros), Chevrolet Cruze (445 litros)y Mazda3 SportSedan (419 litros), entre otros.

Respecto a las mecánicas, inicialmente el Citroën C-Elysée se comercializaba con tres opciones: dos de gasolina y una diésel. Las de gasolina son el 1.2 PureTech de 82 CV y tres cilindros y el 1.6 VTi de 115 CV. El diésel es el 1.6 BlueHDi de 100 CV.

En cuanto a la caja de cambios, el Citroën C-Elysée sólo ofrece la posibilidad de incluir un cambio manual.

Respecto a los acabados como era de esperar no son excesivamente sobresalientes. Los plásticos son duros, las puertas tienen un sistema de bisagras mejorables, el maletero no tiene todos los guarnecidos que debiera, no hay regulación en profundidad del volante…

Y en relación al equipamiento todos los Citroën C-Elysée equipan de serie: cuatro airbags, ABS, ESP, control de presión de neumáticos, faros antiniebla, ordenador de viaje, regulador de velocidad, aire acondicionado, cierre centralizado, elevalunas delanteros, bluetooth y USB. Por tanto, sólo echaríamos en falta las llantas de aleación.

Y por último, los precios que son los siguientes:

Citroën C-Elysée PureTech 82 Feel – 11.100 €
Citroën C-Elysée PureTech 82 Shine – 12.000 €
Citroën C-Elysée VTi 115 Feel – 12.300 €
Citroën C-Elysée VTi 115 Shine – 13.200 €
Citroën C-Elysée VTi 115 EAT6 Feel – 13.600 €
Citroën C-Elysée VTi 115 EAT6 Shine – 14.500 €
Citroën C-Elysée VTi 115 GLP Feel – 14.739 €
Citroën C-Elysée VTi 115 GLP Shine – 15.639 €

A favor

Amplio maletero, buen habitáculo, precio muy competitivo.

En contra

Calidad de los acabados, equipamiento justo, estética.

Opinión de medios expertos

6,3

/10
Cocheando analiza diariamente lo que se publica acerca de este coche en revistas, diarios y webs para recoger aquí las principales conclusiones. La puntuación final es la nota media de las publicaciones analizadas.
Cocheando
Coche Actual
Autobild
Diariomotor

Coche Actual

Destaca por el precio y por la comodidad. Transmite solidez pero deja clara su construcción económica. Su 1.6 VTI, no muy enérgico, puede llevar la caja EAT6, que añoramos tras el manejo de la manual, ni precisa ni rápida. Al ser ligero, este coche no es un tiro, pero sí se mueve relativamente bien en el tráfico. A cambio, no gasta poco. (Versión probada: 1.6 VTi 115 CV Shine).

Coche Actual | 25/8/2017

Cocheando

por Cocheando -

El C-Elysée ha sido una sorpresa para todos. En el poco tiempo que lleva en el mercado -desde 2013- se ha convertido en el modelo más vendido de la categoría. Por encima de rivales tan fuertes como el Seat Toledo. Esto se debe principalmente a que es un coche con un precio muy competitivo. Además, también se caracteriza por incorporar mecánicas eficientes. Y cierran la lista de virtudes su amplio habitáculo y un buen maletero. Por el contrario, es estrecho y la calidad de los acabados podría ser mejorada. En definitiva, un modelo a tener en cuenta si buscas una pequeña berlina clásica de tres volúmenes y no quieres desembolsarte una gran cantidad de dinero.

Coche Actual

Si se usa GLP se gasta algo más, en litros, que cuando se tira de la gasolina: 1 litro cada 100 kilómetros más. Ahora, el menor coste del gas GLP hace que salga  a cuenta. Y, como en el C-Elysée, ni prestaciones ni sensaciones empeoran…  Eso sí, para amortizar el GLP frente a la gasolina habrá que hacer cerca de 60.000 kilómetros.  El consumo medio de la prueba fue de 7,2 litros. (Versión probada: C-Elysee VTI 85 kW 115 CV GLP Ferrosite Shine)

Ver más

Autobild

por Kike Ruiz -

¿Gas sí o no? Para mí es un sí rotundo, ya que ofrece muchas ventajas: es más barato que la gasolina, menos contaminante y no vas a notar grandes diferencias de rendimiento. Por eso, este C-Elysee GLP me parece una buena alternativa frente a sus hermanos de gama. A mejorar: sus acabados y algunas ausencias notables de equipamiento. (Versión probada: C-Elysee GLP).

Más en Autobild

Autobild

Es un coche que cumple dignamente. No obstante se nota que va orientado hacia otros países. Sus aspectos más favorables son la manejabilidad y el bienestar a bordo. Por el contrario, debe mejorar en temperamento e imagen. (Versión probada: VTi 115 CV).

Ver en Autobild

Diariomotor

El Citroën C-Elysée es la berlina de tamaño compacto pensada para ofrecer una muy buena relación de espacio por cada euro invertido. Su filosofía es la de coche práctico, parco en consumos y precio asequible, un concepto que comparte con modelos como Skoda Rapid o el SEAT Toledo.

Más información

Opiniones de usuarios

El nuevo C-Elysee es un coche interesante. Sobre todo para todo aquel que busque una berlina de formas clásicas, con un buen espacio interior y un maletero con buena capacidad y todo ello por una cantidad de dinero muy ajustada. De hecho, pocos modelos ofrecen tanto espacio por lo que cuesta el C-Elysee. Donde esta berlina sí puede mejorar es en la calidad de los acabados y en el mullido de los asientos, entre otros elementos. He podido conducir la nueva versión de 2017 durante un trayecto de 40 kilómetros a ritmo tranquilo. Y efectivamente lo que más me ha gustado ha sido el motor y su habitabilidad. La mecánica BlueHDI de 100 CV responde desde bajas vueltas y aporta al coche una buena agilidad. Y todo ello con unos consumos ajustados. En cambio, por las puertas se cuelan algunos ruidos aerodinámicos y en líneas generales los ajustes de algunos elementos como las propias puertas, el reposabrazos o el tapizado del maletero son mejorables. Pero también hay que tener en cuenta de que estamos ante un coche de 12.000 euros. Así, que en líneas generales este Citroën es un coche recomendable para todo aquel que busque espacio en una berlina tradicional y tenga un presupuesto ajustado.