Citroën C-Elysée 2013

2ª mano
6,4/10
Puntuación media según 3 opiniones de expertos
6.4 10 3
Puntúa
este coche
6,4/10
Puntuación media según 3 opiniones de expertos
Puntúa
este coche
16º de 12 en Berlinas medias
Desde
13.050€
Tipo de coche
Berlinas medias
Tamaño
Mediano
Largo/ancho/alto
4,4/1,7/1,5 metros
Maletero
506 l.
Motores
Gasolina, Diésel
Cambio
Manual, Automático
Potencia
72 - 116 CV
CO2
desde 98 g/km
Seguridad

A favor

Amplio maletero, buen habitáculo, precio muy competitivo.

En contra

Calidad de los acabados, equipamiento justo, estética.

Desde finales de 2012 Citroën comercializa el C-Elysée. Se trata de un nuevo modelo que compite en el segmento de las berlinas pequeñas.
Desde finales de 2012 Citroën comercializa el C-Elysée. Se trata de un nuevo modelo que compite en el segmento de las berlinas pequeñas.

Es decir es un nuevo rival de modelos como el Ford Focus Sedán, Hyundai Elantra, Mazda3 SportSedan, Renault Fluence, Seat Toledo, Skoda Rapid, Suzuki Kizashi, Toyota Prius, Volkswagen Jetta y Volvo S40. Frente a todos ellos, el C-Elysée se caracteriza por su precio competitivo y orientación low cost.

La llegada de este modelo tiene sentido ya que este tipo de berlinas están siendo muy demandadas en mercados como China. Aunque inicialmente se pensó que este tipo de modelos no se traerían a Europa, finalmente los responsables de la firma francesa han decidido que aquí también pueden ser interesantes a algunos clientes que busquen un precio ajustado, una buena habitabilidad y cierta calidad.

Para comprender cómo es este modelo basta señalar que es una berlina de tamaño contenido. Es decir, se trata de un coche de tres volúmenes que se sitúa entre los 4,4 y los 4,5 metros. Asimismo, este C-Elysée parte del Citroën C3. Tiene su misma plataforma, aunque convenientemente alargada para llegar a una distancia entre ejes de 2,65 metros.

Respecto a sus dimensiones el C-Elysée tiene una longitud de 4,42 metros, una anchura de 1,74 metros y una altura de 1,46 metros. Además, su distancia entre ejes es de 2,65 metros. Si lo comparamos con sus rivales podemos afirmar que el C-Elysée es uno de los modelos más pequeños de la categoría. De hecho, todos sus rivales son más grandes: Suzuki Kizashi (4,65 metros), Volkswagen Jetta (4,65 metros), Renault Fluence (4,61 metros), Mazda3 SportSedan (4,58 metros), Hyundai Elantra (4,55 metros), Ford Focus Sedán (4,48 metros), Seat Toledo (4,48 metros), Skoda Rapid (4,48 metros) y del Toyota Prius (4,48 metros).

Estas dimensiones contenidas desembocan en que el C-Elysée tiene una habitabilidad en cierto modo reducida. Por ejemplo, ofrece un gran espacio para las piernas y una buena altura libre al techo pero, en cambio, es bastante estrecho (tanto delante como detrás).
Como contrapartida a ser estrecho, el C-Elysée ofrece un maletero con una capacidad de 506 litros. Se trata, por tanto, de una buena medida. De acuerdo que no es el más grande de la categoría. De hecho otros muchos modelos le superan: Seat Toledo (550 litros), Skoda Rapid (550 litros), Ford Focus Sedán (537 litros), Renault Fluence (530 litros), Volkswagen Jetta (510 litros).

Pero, a su vez, el C-Elysée supera también a otros tantos rivales como el Toyota Prius (502 litros), Hyundai Elantra (485 litros), Suzuki Kizashi (461 litros), Chevrolet Cruze (445 litros)y Mazda3 SportSedan (419 litros), entre otros.

Respecto a las mecánicas, inicialmente el Citroën C-Elysée se comercializaba con tres opciones: dos de gasolina y una diésel. Las de gasolina son el 1.2 VTi de 72 CV y el 1.6 VTi de 115 CV. El diésel es el 1.6 HDi de 92 CV.

Estos motores se actualizaron a mediados de 2015 para cumplir con la normativa Euro6. Esto significa que en lugar del 1.2 VTi de 72 CV Citroën comercializa ahora el 1.2 PureTech de 82 CV y tres cilindros. El otro motor de gasolina, el 1.6 VTi de 115 CV, se mantiene. Y, por último, también cambia el diésel que pasa del 1.6 HDi de 92 CV al 1.6 BlueHDi de 100 CV.

En cuanto a la caja de cambios, el Citroën C-Elysée sólo ofrece la posibilidad de incluir un cambio manual.

Respecto a los acabados como era de esperar no son excesivamente sobresalientes. Los plásticos son duros, las puertas tienen un sistema de bisagras mejorables, el maletero no tiene todos los guarnecidos que debiera, no hay regulación en profundidad del volante…

Respecto al equipamiento todos los Citroën C-Elysée equipan de serie: cuatro airbags, ABS, ESP, control de presión de neumáticos, faros antiniebla, ordenador de viaje, regulador de velocidad, aire acondicionado, cierre centralizado, elevalunas delanteros, bluetooth y USB. Por tanto, sólo echaríamos en falta las llantas de aleación.

A favor

Amplio maletero, buen habitáculo, precio muy competitivo.

En contra

Calidad de los acabados, equipamiento justo, estética.

Opinión de medios expertos

6,4

/10
Cocheando analiza diariamente lo que se publica acerca de este coche en revistas, diarios y webs para recoger aquí las principales conclusiones. La puntuación final es la nota media de las publicaciones analizadas.
Coche Actual
Cocheando
Autobild

Coche Actual

Destaca por la amplitud de las plazas traseras y por el consumo ajustado de esta mecánica. Debe mejorar en otros elementos como la sonoridad que se aprecia a velocidad elevada. (Versión probada: 1.6 BlueHDI 100 CV).

Coche Actual | 6/05/2016

Cocheando

por Cocheando -

Dentro de la categoría de las berlinas pequeñas el Seat Toledo es el rey. Sin embargo, también existen otras opciones como es el caso del C-Elysée. A favor del modelo francés podemos señalar que tiene un precio muy competitivo. Además, también se caracteriza por incorporar mecánicas eficientes. Y cierran la lista de virtudes su amplio habitáculo y un buen maletero. Por el contrario, es estrecho y la calidad de los acabados podría ser mejorada. En definitiva, un modelo a tener en cuenta si buscas una pequeña berlina clásica de tres volúmenes y no quieres desembolsarte una gran cantidad de dinero.

Autobild

Un coche destinado a todas aquellas familias que no quieran ir a la moda de los SUV y necesiten de un vehículo con buen maletero, que gaste poco y sea cómodo para viajar. Destaca especialmente por su comodidad aunque sus ajustes y materiales son peores que los de la competencia. (Versión probada: BlueHDI 100 CV).

Ver en Autobild

Opiniones de usuarios

por Witre12
Pequeño gran coche.   No hay mucho que comentar de la estética, puesto que es cuestión de gustos. Evidentemente habrá para cada uno berlinas más bonitas, pero también las habrá más feas. Para mi gusto tiene un frontal atractivo, que recuerda al del c4, y una trasera con un perfil bien resuelto, no en plan “culo pegado”, aunque desde qué punto de vista me gusta menos que desde otros. Yo creo que es que le veo mucha chapa detrás de la rueda trasera (no sé si por las mini-ruedas o no sé).   Mide 4,43m, lo que son aún unos cuantos cms más que mi ex orion, y eso que mi primera intención era buscar algo más pequeño. Pero bueno, esos cms de más de largo no los he notado a la hora de aparcar o de maniobrar, aún (ni tampoco los 5 de ancho). Las puertas son bastantes generosas, y tienen un ángulo de apertura bastante mayor en comparación al anterior, lo que ayuda a subir al coche.   Como mi decisión fue en gran parte por el maletero, ya que finalmente decidí que no quería echar de menos el baúl del orion que tanto uso le he dado, creo que lo mejor es empezar por ahí, aunque una imagen vale más que mil palabras, además de que poco hay que decir: es grandísimo. Además del tamaño (506 litros), debajo del suelo encontramos una rueda normal, y un hueco restante en el que me ha entrado todos los tiestos que antes llevaba dentro del maletero en una caja, así que además de ganar unos litros de maleteros, los puedo aprovechar todos. Eso sí, como veremos más adelante, aquí prima el carácter ahorrador del coche. No hay tapizados en el portón, no hay plástico en el umbral, y lleva un sistema de apertura de varillas que yo creo que para pensar en el diseño de eso, que lo veo enrevesadísimo, hubiera sido más fácil haber puesto un muelle en una de las bisagras y punto. Dejar el portón a medias subido es ganarse sí o sí un coscazo. Y es en serio, creo que en este tiempo han recibido ya cuatro o cinco personas, y eso que he intentado gritarles desde dentro “¡ábrelo del todo!”. Es una cosa que todo el mundo criticaba en los reviews, y yo siempre pensaba “¡qué tiquismiquis!”. Pero es que es totalmente desacertado el tipo de apertura.   Una vez dentro, lo primero que llama la atención es el tamaño. Se supone que nos tendríamos que encontrar un c3 con culo, pero se siente un coche bastante más amplio. Una vez sentado delante del volante noto que tengo mucho más hueco entre mi hombro-brazo y la puerta que en mi coche anterior. Más aún ocurre estando en el lado del pasajero, la posición tan retrasada e inclinada que tiene la puerta de la guantera, y lo alto que queda el salpicadero, hace que tengas muchísimo hueco para las piernas, y la sensación de amplitud es genial, y eso que yo mido 1,87m. Pero lo mejor sin duda está detrás. El espacio para las piernas es sencillamente brutal. Con la posición de los asientos delanteros para mí altura (y cómodo), y yo sentado detrás, me sobra casi 8-9 cms para que me toquen las rodillas con los asientos. Sólo ver que las mediciones de este coche puede lidiar con la de berlinas compactas actuales, pues da un poco de sentido a esto.   El acomodarse es fácil, al menos para mí. Yo me notaba que en el orion iba muy levantado, pegado al techo, y con el volante muy bajo y eso que intentaba ir lo más bajo posible. En este veo que la regulación en altura del asiento es muy amplia comparado con otros coches, y es una palanca de carraca y no el sistema de muelle que no acabo de comprenderlo (lo tenía el orion). Tanto margen puede ser útil tanto para gente alta como yo (desde la posición más baja le tengo echado 1 tiro y un tercio de manivela), como para bajitos (en la posición más alta tengo que girar el cuello porque no me entra la cabeza). La regulación del volante es lo contrario, tiene poco juego en altura, pero bueno, para mí es válido, lo llevo arriba del todo. Lo que sí se echa un poco de menos que tenga regulación en profundidad, porque aunque yo no lo usaba en mi coche anterior aún teniéndola, siempre a alguien le puede resultar útil. La regulación en altura del cinturón (delante y detrás) es otra ausencia de las muchas que hay en este coche que se entiende “ahorrador” (aunque el c3 creo que tampoco lo tiene). Para mí la altura a la que me queda está bien y no molesta, pero entiendo que para gente con tallas extremas, pueda quedarle un poco raro. Otra curiosidad negativa de los cinturones es el elemento que hace que la lengüeta no caiga al suelo. En vez del típico remachito redondo de plástico (que sí lleva en el central trasero), y siguiendo al c3, lleva un pasador de plástico que se puede mover a lo largo del cinturón. Sinceramente me gusta más el otro sistema. Los reposacabezas delanteros son grandes, y a poco que retrocedas la cabeza lo tocas, lo que hace intuir que funciona bien ante el latigazo cervical. Quizás la mayor falta del coche sea los reposacabezas integrados traseros. Por debajo del 1,80cm, aún hacen algo de función, mejor o peor. Por encima, poca. Gracias a Dios que es algo que ha cambiado con el restyling. Los asientos tienen un mullido más bien tirando a blandos, y aunque no tienen los pétalos ni muy marcados, ni duros, no son totalmente liso, por lo que te sientes bien resguardado y sujetan más de lo que esperaba que lo iban a hacer (por ejemplo, comparado con el Logan/Sandero). El respaldo es alto, que para mi altura es conveniente. La tela y el estampado es sencillo, pero se ve con calidad. De hecho, los asientos es lo que más me gustó cuando lo probé respecto al Dacia.   El volante (procedente de los c3) para mi gusto está muy bien. Es bonito, tiene un aro de grosor mediano-grueso, con formas para apoyar las manos en la posición adecuada, y la parte baja achatada, lo que le da un toque curioso. El material utilizado, aunque sin tapizar en cuero ni nada, me gusta bastante. El tacto del cuero no me gustaba tanto, hacia la sensación de más fino el volante, y además resbaloso, no sé, no me gustaba. Detrás del volante tenemos la conocida COM2000 (esperemos que se porte…). La intermitencia lleva toque confort, dando automáticamente 3 parpadeos, para mi modo de conducir, insuficientes. Yo creo que lo ideal estaría en 5. En los VAG se puede modificar, no sé si en PSA también. También tras el volante está el mando satélite para la radio. Al principio me liaba con tanto botón, pero ahora echo en falta alguno más para no tener que soltar el volante (como el botón back, list o menú). Detrás de todo esto, el cuadro de instrumentación. Es muy sencillo pero no por ello anticuada. Para mi gusto le falta un reloj de temperatura de agua (cosa que tampoco tienen los c3 y c4). No entiendo que teniendo el sensor (porque conectando el OBD te lo canta), y el ordenador de a bordo, lo que puede costar añadir esa información en un submenú, ya que te quieres ahorrar un reloj (como han hecho con el combustible, que pasa a ser unos cuadraditos que van llenado una línea horizontal y que son menos preciso que una aguja que se va moviendo muy poco a poco). Me gusta la iluminación: los números en blancos, y las agujas en naranja (del mismo color que las luces interiores y las pantallas). De hecho, el ordenador de abordo tiene pocas funciones (consumo, velocidad media y kms parciales). Hubiera estado bien meter más datos… pero bueno. No se ven problemas de ajustes bestiales, y la verdad, es que la primera vez que me senté me gustó.   El salpicadero sigue la misma línea del coche. Sencillo. El material es duro en todos los sitios que toques, pero tiene un granulado bastante bonito, que da buen aspecto. Está hecho en pocas piezas (por ejemplo, toda la parte alta del salpicadero hasta los aireadores y que envuelve la instrumentación es una pieza), lo que puede hacer esperar que dé menos ruidos en el futuro. La parte mediana del salpicadero hasta la palanca sigue igual, prácticamente de una simple pieza, a la que se le embute lo correspondiente de la radio y el sistema de ventilación a modo de raíles. El plástico entre los asientos igual, una pieza grande continuada desde el salpicadero hasta el final de los asientos. En este plástico sí noto que el material utilizado es un poco blandengue puesto que se vence al apretarlo, y la sujeción no excesivamente sólida al piso porque se mueve, poco, pero algo sí. Eso sí, mucho mejor que lo referente al Logan/Sandero que es una pieza bastante más blanda y que se mueve más. Y mejor que en el orion, que esa pieza está compuesta por unas cuentas, y después de tantos años había una jaula de grillos.   Los guarnecidos de las puertas son grandes piezas de plástico, de una pieza, con textura similar a la del salpicadero y duros. Sin más. Y digo sin más porque lo único que llevan son las manecillas para abrir las puertas y unos huecos portaobjetos (detrás no). En este acabado por no llevar no lleva ni un tirador a juego con el plástico pintado en plata del salpicadero, y en su lugar hay un boquetillo del tipo 206/207. Bueno, lleva un pequeño tapizado a modo de apoyabrazos. La verdad que prefiero evitar tapizados que con el paso del tiempo le salen bolsas, se descuelgan, etc. Así que perfecto. Las cosas que esperas que estén en un coche hoy en día en las puertas, están en otros sitios. Los altavoces van en el salpicadero pegando con la luna, como los de aquellos Toledo mkI. Lo malo de esta ubicación es que sufren más por el sol. Los elevalunas eléctricos van a los lados de la palanca de cambio (mi orion los llevaba allí, así que no me ha costado acostumbrarme). No son de un toque, y la verdad es que siento que los motores no son especialmente rápidos comparados con otros coches. Me da la sensación que esto es así para evitar roturas y problemas conocidos en algunos modelos del grupo PSA con los elevalunas del módulo Temic. Tampoco el mando de los retrovisores va en las puertas, sino a la izquierda del volante. Lo bueno de estos retrovisores es que son calefactados (que muchos coches no lo son), y para mí es un punto muy útil en invierno (ya veré cómo funcionan). Todo esto de dejar vacías las puertas es otra cuestión más de ahorro de costes. Otro detallito es que en la puerta trasera falta el triangulo de plástico típico, al estilo “polo mk5”, dejando el color de la chapa a la vista.   Esto es más o menos si miramos la parte media. Si miramos arriba, seguiremos viendo la sencillez. Es como volver a coches de los años 90. Eso sí, igual que se ve la sencillez, se sigue viendo que está pensando para su duración. El tapizado es como el de los seat Ibiza/córdoba de esa década. Una tela fina granulada sin acolchado, con un tacto un tanto rústico. Lo bueno que tiene es que no conozco ningún coche de ésos con el techo descolgado como los actuales, que con 8 años ya se ven algunos con bolsas porque la espuma que hace el acolchado es lo que se desmorona (yo retapicé mi orion y el vectra b de mi hermano). Los parasoles son de un tamaño pequeño si comparamos el coche, además son duros. Sólo lleva un espejo de cortesía, con tapa eso sí, para el pasajero. Pero se nota que el material no es de los que se apulgaran con el sudor de las manos, y que con un trapito quedan como nuevos. Igualmente el eje para abatirlos va pelado en negro, sin la goma típica que ahora muchos modelos llevan y que se rompe con el uso (como el fiesta mk6.5 de mi novia). El plafón igual de sencillo. Además en mi acabado sólo lleva uno en la parte delantera (el exclusive lleva otros encima de las cabezas de los de atrás). De noche abres las puertas de atrás y estás a oscura. La verdad es que el plafón en medio hubiese sido lo suyo si sólo iba a haber uno. Pero bueno, sería algo sencillo de poner uno atrás. Lo bueno es que el plafón tiene luces de lectura, y delante alumbra bien. Otro detalle más es que delante no lleva agarramanos en el lado del copiloto. Además los traseros son de los de una pieza fijo, como ya digo, años 90.   En la parte baja, pues no sé qué decir porque lo que te vas a encontrar es moqueta, moqueta y moqueta. Como en todos los coches imagino. Pero ésta la verdad es que tiene un buen grosor, un buen color que entona con los plásticos y tiene unos pelos que me gustan. Es la típica de pelito corto, gordo y voluminoso. No es como el fiesta mk6.5, que tenía pelos largos, y para limpiar es un coñazo porque cepillar es ponerlo aún más feo. Éste da gusto cepillarlo para aspirar. Eso sí, te vas a jartar. Porque olvídate de encontrar esos plásticos en los umbrales de las puertas, o en los laterales de los pies delanteros que se encuentra en la mayoría de coches… Todo está enmoquetado. Me imagino que es más barato unos metros más de alfombra que diseñar varios plásticos. Eso sí, si tan barato era, podrían haber puesto un poco más detrás de los pedales, que se han quedado cortos. Una buena cosa es que los asientos si van cubiertos por plásticos, que queda mejor que ver por debajo con todo el mecanismo visto como pasa en los Logan/Sandero (no todo iba a ser malo).   Conducirlo es mejor que analizarlo. Después de todo esto, toca darse una vuelta. Coges la llave que es la misma tipo flip que de otros modelos actuales PSA y abres la puerta con tirador (no manecilla) pintado del color de la carrocería. Te acomodas en el interior (que ya de él hemos hablado), y te dispones a arrancar el coche. Esperas que se apaguen los pilotos y vamos allá. La vibración del motor me sorprende. Me imagino porque el coche es nuevo, pero el volante no vibra, la palanca no vibra, y los pedales tampoco. Notas que está arrancado por el sonido. Desde dentro el ruido que llega en cualquier condición es bajo, y nunca llegará a molestar, pero sí tienes claro que estás en un diesel. Y más si bajas la ventanillas y te encuentras junto a una pared o de algo que haga eco, entonces pareces volver a años atrás cuando podías saber si un motor era gasóleo sólo escuchándolo arrancado. En los coches actuales, a no ser que abras el capó tienes tus dudas, pero con éste no. Y es que no tener cubrecárter, ni tapa superior del motor, ni el capó cubierto en su parte interior tiene que tener algún efecto.   El tacto de todos los pedales es blando también. El embrague muy blando, pero con un recorrido fácil de pillarle el truco. El tacto del freno, es PSA, prefiero la dureza de Renault o Ford, pero te acostumbras pronto. El tacto del cambio igual, típico PSA. Para mí, y viniendo del coche con algún sincro en las últimas, y un varillado pésimo, estoy contentísimo. Aunque por ponerle una pega es que parece que a veces el recorrido de la 1ª de la palanca no llega al final, no sé como si fuera más corta que el resto. La dirección es hipermegasuper blanda. Cosas de ser eléctrica. Para que os hagáis una idea. Mi orion la tenía asistida, vale, pero durita como era de esperar. Cuando yo cogía el astra h de mi padre, o el fiesta mk6.5 de mi novia, le notaba la diferencia, y me parecían más blandas (lógico, y más el astra). Pero era uno o dos puntitos más blandos. Ahora es coger el c-elysée y el fiesta, y pensar que la dirección de este último se ha estropeado de la diferencia que noto. Mucha más diferencia entre el nuevo y éstos, que entre éstos y mi anterior orion. De hecho he estado un par de días con el astra h, y la primera noche me notaba los brazos cansados, como si me fueran a salir agujetas. A pesar de esto, no se traduce en una nula lectura de la carretera. Además, a más velocidad, se va endureciendo. Yo pensaba que iba a ser bastante peor. Pero una vez que te acostumbras es una dirección directa. Con ese nivel de asistida, parece que volante y ruedas no van a ir ligado, pero en cuandito que trazas dos rotondas o curvas, te das cuenta que la dirección la clavas. Evidentemente el perfil de los neumáticos (185/65-15) y una amortiguación pensada para ser cómoda hace que no sea un deportivo. Pero bastante bien. Cumple para la carretera, y es una delicia para callejear.   Este pomo debe de ser el más usado del mundo del automóvil. El tacto es PSA puro.   La amortiguación está en la misma línea del resto del coche, es blanda, pero va mejor de lo que esperas. Piensas que hacer rotondas o curvas rápidas va a hacer que se balancee todo en exceso, pero no, aguanta muy bien el movimiento de la carrocería. Me imagino que el poco peso y que está nuevo también ayuda. Además, coger badenes o boquetes es como no coger nada. Eso sí, al pasar en esos apoyos en curvas que pasas una junta de dilatación, o un boquete más grande de la cuenta, noto un flaneo más de lo que estaba acostumbrado. Es ese típico movimiento de que en un salto, hay flaneo o movimiento lateral, se recupera y sigue. Eso que con perfil bajo de neumático y amortiguación firme te duele los empastes pero va como un karting. Pues en éste como que abre trayectoria mientras el extra de comodidad de la suspensión y perfil de neumático se estabiliza y ya pues bien. No es peligroso, en ningún momento sientes el límite cerca ni nada de eso, pero es una sensación curiosa y rara a la vez.   Del motor no puedo decir mucho, porque acabo de terminar el rodaje, y se lo hecho bastante tranquilo. Ahora es cuando estoy empezando a pisarle normal. En las pruebas hechas por km77 y autopista.es coinciden en que el motor está más cerca de las prestaciones de un 105-110 que de un 90. Yo las veo bastante reales y creo que el peso ayuda muchísimo. El oficial del c-elysée es 1165kg. Mi orion tenía 105 cvs y pesaba 1110 kgs. Y mis sensaciones es que sí, el orion en un arranque de casi parado (una incorporación justita o algo así), andaba más. No mucho más, pero algo sí. Con el Torque yo le tenía una media de 10,5 en el 0-100. No creo que el c-elysée tenga el 10,4 que dice autopista.es. Sin embargo, el c-elysée va bastante mejor para adelantamientos, recuperaciones, y uso en carretera en general. Pero muchísimo, muchísimo mejor. Será cosa de las características de los diesel. Evidentemente esa mala leche que tenía el orion cuando se acercaba a las 4000rpm, que le cambiaba el sonido y tiraba, hasta el final de las rpm no lo tiene éste. El c-elysée pega un tirón a eso de las 1800-1900, que tú piensas “Bien!”. Pero ahí queda, ese tirón se mantiene hasta el cambio de marcha, sin notarse que aumenta el empuje ni nada a más rpm que subas. Pero, por ejemplo, comparado con el astra h 4p 110 cdti que está en casa, el citroen anda más. Se le nota con más capacidad en todo. El peso tendrá mucho que ver, que son 250kgs de diferencia más…   Para cruceros de 120-130 por autopista es suficiente. A 120 va a 2500rpm, y yo no le he notado falta de empuje en cuestas ni nada. Me imagino que cargado al máximo pues sí, que son 92cvs al fin y al cabo. Pero 3 personas con su equipaje, con el A/A puesto este verano, e iba bien. Los consumos es otra parte positiva del coche. Ahora mismo el consumo lo tengo en 4,6l. No es muy mentiroso, ya que a papel y lápiz me sale algo más de 0,1 superior, por lo que bien. En el parcial que hice del viaje de 1400kms al ritmo indicado antes, me salió 4,9l, todo autopistas. Lo veo bastante bien.   Un apunte más y acabo. Lo que sí he notado de diferencia es la visibilidad. Además de que aún no le tengo cogido mucho las dimensiones al coche, me cuesta mucho ver los finales. Sobre todo detrás, es una locura porque cuando pienso que ya está pegado, le queda 30cms por lo menos. Al otro le veía el alerón y lo cuadraba, pero éste más allá del cristal no veo nada. Delante me pasa un poco igual. E incluso los laterales. Aparco y pienso que estoy muy pegado al de al lado, y cuando me bajo tengo mucho hueco. Además el pilar B es muy ancho y me dificulta la visión para los cruces, stop, y eso. Eso sí, los espejos son generosos.   Link con review y seguimiento del coche: http://www.forocoches.com/foro/showthread.php?t=4003418   Link para seguimiento del consumo del coche: https://www.spritmonitor.de/en/detail/667456.html