Chevrolet Captiva 2011

2ª mano
6,6/10
Puntuación media según 1 opiniones de expertos
6.6 10 1
Puntúa
este coche
6,6/10
Puntuación media según 1 opiniones de expertos
Puntúa
este coche
26º de 31 en SUV grandes
Desde
26.450€
Tipo de coche
SUV grandes
Tamaño
Grande
Largo/ancho/alto
4,7/1,8/1,8 metros
Maletero
477 l.
Motores
Gasolina, Diésel
Cambio
Manual, Automático
Potencia
163 - 258 CV
CO2
desde 164 g/km
Seguridad

En la primavera de 2011 Chevrolet introdujo un nuevo Captiva. En realidad, no se trataba de una nueva generación, sino más bien de una profunda puesta al día del modelo que comenzó a venderse en 2006. Este Captiva introducido en 2011 como modelo 2012 se caracterizó por incorporar cambios estéticos, mecánicas más eficientes y un mayor equipamiento. Asimismo, este Captiva estuvo a la venta hasta 2015, año en el que General Motors de dejar de vender Chevrolet en Europa para centrarse en Opel.

Comenzando por el diseño, el nuevo Captiva ofrece una nueva estética sobre todo en el frontal, con una parrilla más marcada y nuevos grupos ópticos. Asimismo y respecto a los cambios que no se ven, encontramos algunas modificaciones en el chasis para mejorar el dinamismo del modelo.

Por último, el interior también ha sido rediseñado para ofrecer una imagen más moderna. Ahora presenta nuevos acabados y tapicerías, cromados en el salpicadero y nuevos colores en el cuadro de instrumentos.
Eso sí, donde están los mayores cambios es en el apartado de motores. Por ejemplo, en la oferta diésel llega un nuevo motor 2.2 VCDI que está disponible con dos niveles de potencia: 163 CV y 184 CV. Este motor que incluye un sistema de inyección de combustible por conducto común y un turbocompesor de geometría variable presenta unas prestaciones aceptables y unos consumos ajustados. Por ejemplo, el de 163 CV logra una velocidad máxima de 189 km/h y presenta un gasto oficial combinado de 6,4 litros.

La segunda variante del 2.2 VCDI rinde 184 CV y puede estar asociada a una caja manual o a una automática de seis marchas.

A estos dos motores hay que añadir un motor de gasolina de 2,4 litros que ofrece 167 caballos y presenta un consumo bastante razonable de 8,9 litros cada 100 kilómetros (cifra oficial). A ello hay que sumar el propulsor más potente de gasolina. Se trata de un 3.0 con seis cilindros en V y 258 CV de potencia. Este motor ya presenta unos consumos más altos superando los 10,7 litros de cifra oficial.

También conviene señalar que este nuevo Captiva estrenaba una transmisión automática de seis marchas que se podía manejar o bien en modo completamente automático o bien en modo secuencial subiendo y bajando marchas.

Asimismo, también ha mejorado y mucho el equipamiento. Ahora el Captiva incorpora de serie seis airbags, ABS, asistente de arranque en pendientes, ESP, control de tracción, mandos de radio en el volante, aire acondicionado, cierre centralizado, freno de estacionamiento eléctrico, bluetooth, toma USB, entrada AUX, llantas de aleación de 17 pulgadas y control de descenso, entre otros elementos.

El Chevrolet Captiva es un nuevo SUV de gran tamaño que ha sido desarrollado por la antigua Daewoo (General Motors compró Daewoo en 2001) en Corea del Sur. Parte de la base del Chevrolet Equinox norteamericano y también comparte un gran número de elementos con el Opel Antara.

Esta similitud se debe a que la matriz de Opel es General Motors y General Motors tiene sus orígenes en Estados Unidos. De ahí que en EEUU comercializa una serie de coches bajo marcas propias de Norteamérica y en Europa, en cambio, estos coches lleguen con marcas como Chevrolet. Asimismo, conviene destacar que el Antara junto con el Chevrolet Captiva se fabrican en Corea del Sur.

Mientras que el Opel Antara tiene unas dimensiones algo más contenidas, el Captiva es algo mayor. De ahí que compita con los SUV de mayor tamaño. Por ejemplo, son rivales del Captiva el Hyundai Santa Fe, el Jeep Cherokee, el Kia Sorento, Mitsubsihi Outlander, Nissan X-Trail, SsangYong Rexton y Toyota Land Cruiser, entre otros modelos.

El Chevrolet Captiva mide 4,64 metros de largo, 1,85 metros de ancho y 1,72 metros de altura. Su distancia entre ejes es de 2,70 metros y su altura libre al suelo es de 20 centímetros. Asimismo, el Captiva puede ofrecer hasta tres filas de asientos, para transportar hasta siete ocupantes.

Frente a sus rivales, el Captiva presenta un buen tamaño. Es, por ejemplo, más pequeño que un Toyota Land Cruiser (4,78 metros), un Kia Sorento (4,78 metros) o un Mitsubsihi Outlander (4,69 metros) pero a cambio es más grandes que un Hyundai Santa Fe (4,66 metros), Nissan X-Trail (4,64 metros) y Jeep Cherokee (4,62 metros), entre otros modelos.

Esto se traduce en un buen espacio interior. Presenta una buena anchura para los hombros, tanto delante como detrás (con alrededor de 140 centímetros) y una buena altura libre al techo (que supera los 100 centímetros tanto delante como detrás).

Donde no ofrece tan buenas cotas el Chevrolet Captiva es en la capacidad del maletero. Con sus 477 litros, este nuevo modelo presenta uno de los maleteros más pequeños de la categoría. De hecho, prácticamente todos sus rivales le superan en capacidad del maletero.

A favor

Habitabilidad interior.

En contra

Acabados, modelo bastante antiguo, comportamiento.

Opinión de medios expertos

6.6

/10
Cocheando analiza diariamente lo que se publica acerca de este coche en revistas, diarios y webs para recoger aquí las principales conclusiones. La puntuación final es la nota media de las publicaciones analizadas.
Cocheando

Cocheando

Este todocamino sólo está disponible como modelo de segunda mano. Así que, salvo que se encuentre a un muy buen precio en el mercado de segunda mano, existen alternativas mejores.


Opiniones de usuarios

Se podría decir que es el gran desconocido en su segmento debido a los prejuicios que se tienen a las marcas no Europeas. Después de haber probado muchos coches tengo que decir que es uno de los más cómodos que he probado. Respecto a la calidad de los materiales dan gran sensación de calidad al tacto, en las partes que quedan más a mano son todas acolchadas de símil piel y en la parte inferior plástico duro. Después del 4 años circulando por carretera y montaña no hay ningún ruido en el habitáculo y todo sigue igual de bien que el primer día y eso teniendo en cuenta que en el han viajado niños. Tiene un confort de marcha muy bueno sobre asfalto y al salir de él nunca ha dado problemas y ha superado todos los obstáculos a lo largo de 4 años. Es cierto que en el tema equipamiento ya estaba un poco anticuado en el 2014 pero a no ser que eso sea algo completamente necesario no pasa nada. El gasto de combustible es algo elevado, sobre los 9 l, pero es de esperar en un coche de su tamaño y peso. En resumen, es un coche muy cómodo, con buenas capacidades offroad y muy espacioso. En contra tiene el consumo de combustible y el sistema de infoentretenimiento un poco desfasado.