Precios de coches nuevos

BMW X5 M 2020

Próximo modelo
0.0 10
Puntúa
este coche
array(9) {
  ["rank_punt"]=>
  string(1) "-"
  ["rank_prec"]=>
  string(1) "-"
  ["rank_eco"]=>
  string(1) "-"
  ["rank_vent"]=>
  string(1) "-"
  ["rank_seg"]=>
  string(1) "-"
  ["rank_tam"]=>
  string(1) "-"
  ["rank_mal"]=>
  string(1) "-"
  ["ranking_url"]=>
  string(47) "https://www.cocheando.es/ranking-de-coches.html"
  ["url"]=>
  string(49) "https://www.cocheando.es/segmento/suv-muy-grandes"
}
Puntúa
este coche
Distintivo ambiental (Etiqueta DGT)
Tipo de coche
SUV muy grandes
Tamaño
Superior
Largo/ancho/alto
4,9/2,0/1,7 metros
Maletero
580 l.
Seguridad

A favor

Potencia muy elevada, versión Competition

En contra

Su precio será muy elevado, al igual que su consumo

A partir de mayo de 2020 BMW iniciará la comercialización de los nuevos BMW X5 M y BMW X5 M Competition de 2020. Se trata de las versiones más potentes del SUV de gran tamaño X5, una categoría donde compiten modelos como el Range Rover Velar, Volvo XC90, Mercedes GLE, Range Rover Sport, Audi Q8, Audi Q7 y Porsche Cayenne, entre otros.

Con estos modelos BMW lo que pretende es llevar todas las prestaciones de su división deportiva BMW M al segmento de los todocaminos. Un poco antes, en torno al mes de diciembre, estos nuevos modelos se podrán ver de cerca en el Salón de Los Ángeles de 2019.

Además, la introducción del X5 M y del X5 M Competition supone una evolución puesto que de las anteriores generaciones BMW ya introdujo una variante M.

Por ejemplo en 2009, con la segunda generación del X5, conocido como E70, ya introdujo un X5 M. Y en 2014, con la tercera generación también volvió a repetir esta filosofía y volvió a introducir un X5 M.

El primero de ellos, el X5 M de 2009 incorporaba un motor V8 de 555 CV. Y el X5 M de 2014 mantenía el V8 pero con 575 CV.

Nuevo BMW X5 M 2020, ahora con 600 CV

Pues bien, ahora, BMW da una vuelta más de tuerca y presenta el BMW X5 M con dos niveles de potencia. El primero de ellos, el BMW X5 M, con 600 CV y 750 Nm. de par. y una segunda versión, el BMW X5 M Competition, con 625 CV de potencia y 750 Nm. de par. Son, por tanto, como mínimo 25 CV más de potencia que el anterior X5 M.

Este motor que incorpora el X5 M con 600 CV es el mismo que BMW ha incorporado también en el BMW M5 de 2017 y en el BMW M5 Competition de 2018.

Además, este propulsor también se incluye en otros modelos, aunque con menor potencia. Hablamos del X7, Serie 8 y Serie 7, entre otros.

Se trata de un motor V8, con 4.395 centímetros cúbicos, que rinde los mencionados 600 CV (441 kW) a un régimen máximo de 6.000 revoluciones.

Con este motor, el X5 M obtiene un par máximo de 750 Nm. disponible desde las 1.800 revoluciones y hasta las 5.600 revoluciones.

En cuanto al sistema de tracción es total y la potencia se transmite a ambos ejes por medio de una caja automática de ocho velocidades.

Con este sistema de propulsión, el BMW X5 M acelera de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos y alcanza los 2000 km/h en 13,5 segundos. Su velocidad máxima está limitada a 250 kilómetros por hora, pero existe el paquete ‘M Drivers Package’ que elimina esa limitación y permite alcanzar los 290 km/h.

Eso sí, estas prestaciones tienen su contrapartida. Y no es otra que su elevado consumo. En concreto, BMW anuncia un consumo medio combinado de 12,8 litros con unas emisiones de CO2 de 284 gramos por cada 100 kilómetros recorridos.

Nuevo BMW X5 M Competition 2020, ahora con 625 CV

En relación al X5 M Competition se trata de la misma versión deportiva que el X5 M pero con algo más de potencia. En concreto, hablamos de 625 CV de potencia, es decir 25 CV más que el X5 M.

El par motor, en cambio, no varía ya que se mantiene en los 750 Nm. Y el consumo también se mantiene en los 12,8 litros y 291 gramos de CO2 por kilómetro recorrido.

Más cambios

Estos X5 M y X5 M Competition, no obstante, no sólo incorporan un motor más potente. También su orientación es más deportiva. Por ejemplo, cabe señalar que el sistema de tracción total M xDrive está orientado para que de una mayor prioridad, a la hora de entregar la potencia, al eje trasero. Algo que se puede configurar con los modos 4WD y 4WD Sport.

Además, cuenta con un diferencial M activo que optimiza la tracción para lograr siempre un mejor dinamismo.

BMW señala, además, que ha trabajado especialmente en este dinamismo. Entre otras cosas con una puesta a punto no sólo en el circuito de Nürburgring, sin otambién en el cicuito de Miramas y en Arjeplog.

Suspensión adaptativa

También introduce este modelo la suspensión M adaptativa, con amortiguadores de control electrónico y estabilización activa del balanceo. Y también BMW ha puesto a punto de forma específica la dirección M Servotronic y el DSC, el control de estabilidad.

Otros elementos que han variado son las llantas de 21 pulgadas para el X5 M y de 22 pulgadas para el X5 M Competition. En cuanto a los frenos, BMW asegura que también ha trabajado en ello para ofrecer un tacto en el pedal de freno más deportivo.

Cierra la lista de cambios una instrumentación especifica M con lecturas también individualizadas de la simbología que aparece en el head-up display y el modo específico Track de la versión Competition.

A favor

Potencia muy elevada, versión Competition

En contra

Su precio será muy elevado, al igual que su consumo