BMW X5 2018

Próximo modelo
0.0 10
Puntúa
este coche
Puntúa
este coche
Tipo de coche
SUV muy grandes
Tamaño
Superior
Largo/ancho/alto
4,9/2/1,7 metros
Maletero
645 l.

A favor

Nueva plataforma CLAR, más tecnología, mayor habitabilidad y motores más eficientes.

En contra

Es probable que muchas de las opciones interesantes tengan un precio elevado.

Desde finales de 2018, en concreto en torno al mes de noviembre, BMW iniciará la comercialización del BMW X5 2019. Se trata de un modelo completamente nuevo de este todocamino de gran tamaño que ya va por su cuarta generación.

Este nuevo BMW X5, conocido con el código interno G05 que se fabrica en Estados Unidos (en la planta de Spartanburg, Carolina del Sur) viene a reemplazar a la tercera generación del X5 que comenzó a venderse en 2013.

2,2 millones de unidades vendidas

El BMW X5 es un coche clave para BMW. Desde que naciera el BMW X5 en 1999 y después de tres generaciones, BMW ha comercializado hasta la fecha un total de 2,2 millones de unidades, lo que supone una cifra muy importante. Además, este BMW X5, al igual que la mayoría de modelos X de BMW se fabrican en la planta que la firma bávara tiene en Spartanburg (Estados Unidos).

Además, en España lleva siendo el modelo más vendido de su categoría en los últimos cinco años. En concreto, entre los años 2013 y 2017 BMW ha comercializado en España cerca de 7.000 unidades.

Con este nivel de ventas –que no es excesivamente elevado pero sí el mayor de la categoría-, el X5 se coloca por delante de modelos como el Land Rover Range Rover Sport (6.000 unidades entre 2013 y 2017), el Audi Q7 (4.500 unidades), el Volvo XC90 (4.000 unidades) o el Mercedes-Benz GLE (3.900 unidades).
A todos ellos también se suma el nuevo Land Rover Range Rover Velar, que ha sido introducido recientemente en 2017.

La principal novedad de este modelo es que cambia por completo. Si bien es cierto que desde el punto de vista del diseño todo apunta a que sea una estética muy continuista, por debajo de la carrocería todo es nuevo.

Para empezar estrena la plataforma CLAR (Cluster Architecture). Se trata de una estructura que ya incluyó el Serie 7 lanzado en 2015 y el Serie 5 de 2017. Esta plataforma se caracteriza por la incorporación de materiales ligeros como el aluminio o los plásticos reforzados con fibra de carbono.

Continuando con las dimensiones, vemos que este nuevo BMW X5 de 2018 mide 4,92 metros de largo, 2,0 metros de ancho y 1,74 metros de alto. A ello se suma una distancia entre ejes de 2,97 metros.

Si lo comparamos con el BMW X5 de 2013 vemos que las cotas que más cambian son la anchura y la distancia entre ejes. En concreto, ahora pasa a tener 6,6 centímetros más de anchura y 4,2 centímetros más de distancia entre ejes. También se incrementa la longitud en 3,6 centímetros y ligeramente la altura en algo menos de 2 centímetros.
Por tanto, este nuevo BMW X5 es sobre todo más ancho y con mayor batalla, lo que con total seguridad se traducirá en un mayor espacio interior.

Rivales

Con estas dimensiones, el BMW X5 sigue siendo un rival directo de modelos como el Audi Q7, Mercedes-Benz GLE , Tesla Model X, Lexus RX L, Land Rover Range Rover, Maserati Levante, Land Rover Discovery, Volvo XC90 e incluso Porsche Cayenne, entre otros.

Continuando con la configuración del interior, BMW señala que, un mes más tarde del inicio de la comercialización –en el mes de diciembre- estará disponible la opción de tres filas de asientos, lo que permite una capacidad de siete plazas. En este sentido, además, BMW anuncia que este X5 contará con una segunda fila de asientos eléctricos que se inclinarán hacia adelante.

Y respecto a la capacidad del maletero, BMW anuncia 645 litros, cifra que puede llegar hasta los 1.860 litros si se abaten todos los asientos. Esta medida, que es con cinco plazas es prácticamente idéntica a la que ofrecía el X5 de tercera generación.

Este nuevo BMW X5, al igual que la generación anterior, también incorpora un doble portón que permite un maletero accesible. Este portón dividido en dos mitades permite que la cubierta del maletero automática pueda ser bajada eléctricamente hasta la base del compartimento de carga.

Estética continuista

En relación a la estética, tal y como hemos señalado anteriormente, estamos ante un diseño que tiene mucha continuidad con los últimos SUV de la marca como el X3. Sí vemos, como elementos originales, un frontal en el que la parrilla tiene unos riñones con formas más angulosas que en el X3, que son unos riñones más redondeados.
Y también de la zaga nos quedamos con los grupos ópticos más alargados, que dan la sensación de ser un coche más ‘aplanado’ sin tanto volumen.

Otros elementos que llaman la atención son la rejilla activa, que mejora la aerodinámica del modelo y las salidas de aire llamadas Air Breather, que son unos conductos por donde se canaliza el aire a la altura de las ruedas delanteras.

Interior con muchos cambios

Donde sí que hay muchas novedades es en el interior del X5. En concreto, el cuadro de instrumentos ahora pasa a ser completamente digital. Si bien es cierto que ya antes era digital en otros modelos como el X3 pero mantenía las esferas cromadas. Ahora, en cambio, con el X5 el cuadro pasa a tener una pantalla completamente digital y sin cromados.

A ello hay que añadir una segunda pantalla de 12,3 pulgadas, que da la impresión de estar más integrada dentro del salpicadero y no tan al aire como en el X3. Asimismo, BMW asegura que este X5 ofrece ahora una mayor facilidad de uso, una configuración personalizable y un control por voz y gestual perfeccionado.
También es nuevo el head-up display, que ahora cuenta con una proyección más grande (7 x 3,5 pulgadas) y gráficos en 3D.

Potentes mecánicas

En cuanto a los motores, inicialmente desde el lanzamiento habrá tres versiones disponibles, una de ellas de gasolina y dos diésel. Todos los motores cumplen con la normativa Euro6d-Temp.

Comenzando por la versión de gasolina estará disponible el BMW X5 xDrive40i. Incorpora un motor de gasolina de seis cilindros en línea, con 2.998 centímetros cúbicos y una potencia de 340 CV (250 kW) a 5.500 revoluciones. Asimismo, este motor cuenta con un par de 450 Nm. disponible sólo desde las 1.500 revoluciones. Y por último, acelera de 0 – 100 km/h en 5,5 segundos, logra una velocidad máxima de 243 km/h y cuenta con un consumo mixto de 8,5 litros por cada 100 km.

En cuanto a los diésel están disponibles el X5 xDrive30d y el X5 M50d. El primero de ellos es un seis cilindros, con 2.993 centímetros cúbicos, 265 CV de potencia (195 kW) y un par máximo de 620 Nm. disponible desde las 2.000 revoluciones. Acelera de 0 a 100 km/h en 6,5 segundos, tiene una velocidad máxima de 230 km/h y logra un consumo medio de 6,8 litros con unas emisiones de 158 gramos de CO2.

El siguiente diésel es un seis cilindros, con 2.993 centímetros cúbicos, 400 CV de potencia (294 kW) y un par máximo de 760 Nm. disponible desde las 2.000 revoluciones. Acelera de 0 a 100 km/h en 5,2 segundos, tiene una velocidad máxima de 250 km/h y logra un consumo medio de 7,2 litros con unas emisiones de 179 gramos de CO2.

Todos los motores contarán con tracción 4×4 que, según BMW, destaca por su mayor eficiencia. Asimismo, este X5 también cuenta con un bloqueo de diferencial en el eje trasero que permite una mayor agilidad y una tracción mejorada al acelerar en la salida de las curvas.

Todas estas variantes son con tracción total y tendrán un cambio automático ZF de convertidor de par con nueve marchas. Además, también habrá una versión híbrida enchufable xDrive40e.

Tecnología

Otro de los aspectos que diferencial al X5 son que contará con dos líneas que acentuarán más su equipamiento y su diseño. Por un lado está la línea XLine y por otro la M Sport. Entre los aspectos de equipamiento sobresalen elementos como los faros led adaptativos, llantas de 22 pulgadas, suspensión neumática –que varía la altura en 8 centímetros- y control dinámico de la suspensión con amortiguadores controlados electrónicamente, paquete off-road…

A ello se pueden sumar otros elementos como los asientos multifuncionales con función de masaje, climatizador automático de cuatro zonas, apoyabrazos con calefacción, portavasos refrigerados/calefactados en la consola central, techo panorámico con una superficie de vidrio un 23% más grande, paquete de aire ambiental, sistema de sonido envolvente Bowers & Wilkins Diamond y sistema profesional de entretenimiento trasero con pantalla táctil de 10,2 pulgadas, carga inalámbrica…

Otros elementos de equipamiento disponibles son los sistemas de asistencia a la conducción como el control de crucero activo con la función Stop&Go, asistente de dirección y de control de carril, advertencia de cambio de carril y advertencia de salida de carril, protección contra colisión lateral, ayuda de evasión, y advertencias de tráfico en cruces, de prioridad y de dirección prohibida…

Además, por primera vez este BMW incorpora el asistente de parada de emergencia que lo que hace es frenar el vehículo y dirigirse al margen de la derecha.

Y cierra la lista de equipamiento el asistente de aparcamiento tanto en batería como en línea, un nuevo asistente de marcha atrás que toma el control de la dirección para maniobrar el vehículo a lo largo de un trayecto realizado recientemente hacia adelante, en una distancia de hasta 80 metros; además, del aparcamiento plus que incluye la vista alrededor, vista superior, vista panorámica y vista remota en 3D.

Por último, en cuanto a conectividad, el X5 contará con la llave digital y con la conectividad con otros vehículos de BMW que advertirán al usuario si estos han tenido algún percance a nuestro alrededor.

A favor

Nueva plataforma CLAR, más tecnología, mayor habitabilidad y motores más eficientes.

En contra

Es probable que muchas de las opciones interesantes tengan un precio elevado.