¡Nuevo!
¡Nuevo!
¡Nuevo!
¡Nuevo!
¡Nuevo!
¡Nuevo!
¡Nuevo!
¡Nuevo!
10 0
Longitud: 5,23 metros Maletero: 515 litros

Desde el año 2015 BMW tiene a la venta el Serie 7 Largo, una nueva generación -la séptima- que destaca por su elevada autonomía y por incluir un cierto grado de autonomía en la conducción

BMW Serie 7 Largo | 2015

BMW Serie 7 Largo 2015

A favor

Plazas traseras soberbias, elevada tecnología, motores potentes, calidades, equipamiento

En contra

Precio muy alto, es un tipo de vehículo con poca demanda

Desde finales de 2015 BMW vende el nuevo Serie 7 2016. Se trata de una nueva generación de esta berlina de lujo y representación que está en el mercado desde 1977 y de la que lleva ya cinco generaciones comercializadas. Este nuevo Serie 7 2016 es, por tanto, la sexta generación.

Entre las principales novedades que incorpora, destaca una mayor habitabilidad, una enorme tecnología y un confort de conducción muy difícil de superar. Comenzando por las dimensiones, el nuevo BMW Serie 7 estará disponible en dos versiones o carrocerías diferentes: una batalla larga y otra corta.

La versión que aquí analizamos es la carrocería larga que mide 5,24 metros y tiene una distancia entre ejes de 3,21 metros. La carrocería corta mide 5,10 metros y tiene una distancia entre ejes de 3,07 metros. Aunque ambas ofrecen un espacio interior increíble, realmente la que sobresale es la que incorpora la carrocería larga, ya que la habitabilidad de esta última berlina es de matrícula de honor.

Además, todo en él está pensado para el disfrute, sobre todo, de los pasajeros de la parte trasera. Así, por ejemplo, tanto los asientos traseros como los reposabrazos pueden llevar climatización o calefacción, función de masaje, regulación eléctrica, un techo panorámico Sky Lounge, sistema de sonido Bowers & WWilkins con 1.400 vatios de potencia…

Pero sí por algo destaca este Serie 7 es por la gran apuesta tecnológica que BMW ha hecho en él. Para empezar ya desde la aerodinámica podemos ver que el Serie 7 es un modelo muy evolucionado. Y es que no es muy normal ver un coeficiente Cx de 0,24 en un coche que mide más de cinco metros de largo.

Otro ingrediente donde podemos ver la gran cantidad de tecnología que incorpora es en la carrocería. BMW ha introducido en este Serie 7 una carrocería denominada Carbon Core, que combina polímeros reforzados con carbono, aluminio y acero. Esta mezcla de materiales proporciona una gran resistencia y un gran ahorro de peso que incluso puede llegar a suponer los 130 kilos respecto a su predecesor. Y todo ello con más tecnología y equipamiento en confort.

Además, otro de los puntos fuertes de este modelo es que la carrocería está sustentada por una suspensión neumática que permite aislarnos de la carretera cuando esta no tiene mucha calidad y, al mismo, tiempo mantener el feeling con el asfalto. En este sentido, también cabe señalar que BMW ha trabajado en la dirección mejorando su radio de giro e interviniendo sobre los dos ejes. Así no sólo ruedan las ruedas delanteras sino también las traseras.

A ello hay que sumar la eficiencia en materia de consumo. Por ejemplo, el Serie 7 intentará siempre que pueda y las circunstancias del entorno lo permitan viajar con el modo navegación a vela para no consumir nada o al menos lo mínimo posible. En este sentido, también tiene que mucho que ver el cambio Steptronic de ocho marchas, que también va actuando y modificando sus relación según la cartografía.

Siguiendo con el apartado de tecnología encontramos un equipamiento muy alto. Por ejemplo, no pueden faltar los faros láser, el Head-Up display, visión nocturna, cámara de 360 grados, sensores de ángulo muerto, frenada de emergencia en ciudad…

También es increíble el equipamiento en materia de confort. La pantralla central es de 8,8 pulgadas, aunque también está disponible en 12,3 pulgadas y con control gestual. Eso sí, BMW sigue confiando en su mando iDrive, aunque ahora incorpora una función táctil y también muy cerca hay un cargador inalámbrico para el teléfono móvil.

Por último y respecto a los motores, BMW ofrece tres alternativas: dos de gasolina y un diésel. La versión de acceso de gasolina es un 6 cilindros en línea con 3 litros de cilindrada y 326 CV de potencia. Este motor está presente en el 740i y en el 740Li. Con este motor el BMW Serie 7 logra un consumo medio oficial de sólo 6,6 litros.

El segundo motor de gasolina es un ocho cilindros en V con 4,3 litros de cilindrada y una potencia de 450 CV. Este motor ofrece unas muy buenas prestaciones (acelera de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y logra una velocidad máxima de 250 km/h) y unos consumos medios oficiales más que razonables: hablamos de 8,1 litros cada 100 kilómetros. Este motor más potente impulsa al 750i xDrive y 750Li xDrive (ambos con tracción integral de serie).

La variante de gasóleo es el 730d. Este incorpora un motor de 6 cilindros en línea con 3 litros de cilindrada y 265 CV de potencia. Con este propulsor (que está presente en el 730d, 730d xDrive y 730Ld xDrive) el Serie 7 acelera de 0 a 100 km/h en unos 6 segundos, logra una velocidad máxima de 250 km/h y presenta un consumo de 4,8 litros cada 100 kiómetros.

A todas estas versiones hay que sumar un 740e, un híbrido enchufable que incorpora un motor de gasolina de cuatro cilindros 2.0 TwinPower y un generador eléctrico para que entre ambos logre una potencia de 326 CV. Este híbrido enchufable gasta 2,1 litros cada 100 kilómetros y es capaz de recorrer hasta 40 kilómetros en modo eléctrico. El Serie 7 híbrido enchufable está a la venta desde el verano de 2016 con dos variantes: BMW 740e iPerformance y BMW 740Le xDrive iPerformance. Su autonomía en modo completamente eléctrico es de 41 y 18 kilómetros. Además, estas versiones híbridas enchufables no sólo se caracterizan por su bajo consumo. También por su completo equipamiento.

Por último destacar que el nuevo Serie 7 puede incorporar una nueva llave inteligente que permite mover el vehículo sin el conductor dentro, una solución que, por ejemplo, viene muy bien para sacar y meter el coche de lugares muy estrechos. En concreto y mediante la llave si apretamos el botón el BMW puede recorrer un máximo de 1,5 litros su longitud es decir unos 7,5 metros de largo.

No hay ninguna estadística para este coche. ¡Opina sobre este coche!