Precios de coches nuevos

BMW i8 2013

2ª mano
8,7/10
Puntuación media según 2 opiniones de expertos
8.7 10 2
Puntúa
este coche
8,7/10
Puntuación media según 2 opiniones de expertos
Puntúa
este coche
Desde
139.200€
Distintivo ambiental (Etiqueta DGT)
Tipo de coche
Grandes deportivos
Tamaño
Mediano
Largo/ancho/alto
4,7/1,9/1,3 metros
Maletero
0 l.
Motores
Gasolina
Cambio
Automático
Potencia
231 CV
CO2
desde 49 g/km

A favor

Diseño espectacular, sistema de propulsión híbrida, consumos bajos y comportamiento de deportivo.

En contra

Precio elevado, habitabilidad muy justa en las plazas traseras y maletero pequeño.

En el año 2014 BMW comenzó a vender el nuevo superdeportivo i8. Se trata de un coche muy especial. Es un modelo que ofrece unas grandes prestaciones y que, a la vez, también se caracteriza por su bajo consumo. Para ello combina un motor eléctrico con un motor de gasolina.

A la hora de analizar el i8 comencemos primero con su configuración. En este sentido, lo primero que tenemos que decir es que es un deportivo con un tamaño considerable. Es decir, no es nada pequeño ya que mide 4,68 metros de largo y tiene una batalla de 2,80 metros. A ello hay que añadir que es muy ancho. En concreto, el i8 tiene una anchura de 1,94 metros. Eso sí, donde destaca especialmente es por su altura. Con sus 1,29 metros hace que su altura sea muy baja.

Esta baja altura tiene dos consecuencias. La primera de ellas es que logra una línea muy aerodinámica, logrando un CX de sólo 0,26. Sin embargo, la otra consecuencia es que el acceso a este modelo no es sencillo. Una vez que las puertas se levantan (se accionan hacia arriba, aunque no sean de alas de gaviota) hay que introducir primero el cuerpo y después las piernas.

Otra característica de este i8 es que realmente está pensando casi como un biplaza. Aunque tiene cuatro plazas, en realidad las dos plazas traseras son sólo utilizables por niños. El espacio para las piernas es muy pequeño, el techo está muy bajo y es muy difícil entrar en la parte trasera del vehículo. De ahí que digamos que prácticamente es un biplaza.

Sin embargo, si por algo destaca especialmente es porque presenta una innovadora tecnología en materia de realización del coche. Entre otras cosas porque BMW ha empleado la fibra de carbono en la mayoría de los elementos estructurales del vehículo. Con todo ello, el i8 detiene la báscula en los 1.560 kilos, una cifra baja si tenemos en cuenta que es un deportivo y que tiene un sistema híbrido de propulsión: eléctrico y de gasolina.

Y aquí viene otra de las características más importantes de este modelo. El BMW i8 es un coche con un sistema de propulsión híbrido enchufable. Es decir, incorpora una batería que está colocada en la base del vehículo, entre los ejes delantero y trasero. Esta batería le permite circular en modo eléctrico durante 37 kilómetros y a una velocidad máxima de 120 km/h. En el caso de que opte por combinar los dos motores, el de gasolina y el eléctrico, la autonomía pasa tener 600 kilómetros con un depósito de 42 litros.

Ambos motores, el eléctrico y el de gasolina, ofrecen una potencia conjunta de 362 CV. El primero de ellos es el motor eléctrico del BMW i3 aunque aquí, en el i8, ofrece una potencia máxima de 131 CV que se transmite al eje delantero. El segundo, el motor de gasolina, es un propulsor de tres cilindros con 1,5 litros de cilindrada que rinde una potencia máxima de 231 CV transmitida al eje trasero por medio de una caja de cambios automática de seis velocidades. Asimismo, el motor eléctrico presenta dos multiplicaciones, que se activan uno u otro dependiendo de si se circula por encima o por debajo de 120 km/h.

Para la carga de la batería, BMW asegura que se puede realizar en dos horas si se utiliza un enchufe de carga rápida, conocido como BMW iWallbox. Por el contrario, se si opta por una toma convencional BMW asegura que en tres horas la carga estará realizada al 80%. Asimismo, al frenar el coche también se recarga.

Este i8 presenta varios modos de funcionamiento. Tiene un modo e-Drive, donde sólo funciona con tracción delantera y en modo eléctrico hasta que la batería se agota. A partir de ahí se activa el motor de combustión.

Después están los programas Confort (similar al Eco Pro de BMW donde prima la reducción de combustible), Sport (donde trabajan juntos el motor de combustión y el eléctrico y por tanto el vehículo funciona con tracción total y una distribución de pesos del 50% en ambos ejes).

Con estos dos motores el i8 logra una velocidad máxima de 250 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos. Y todo ello con un consumo homologado de 2,5 litros cada 100 kilómetros.

A favor

Diseño espectacular, sistema de propulsión híbrida, consumos bajos y comportamiento de deportivo.

En contra

Precio elevado, habitabilidad muy justa en las plazas traseras y maletero pequeño.

Opinión de medios expertos

8,7

/10
Cocheando analiza diariamente lo que se publica acerca de este coche en revistas, diarios y webs para recoger aquí las principales conclusiones. La puntuación final es la nota media de las publicaciones analizadas.
Diariomotor
Cocheando

Diariomotor

“El coche más innovador que jamás hayamos creado”. Así define BMW a su i8. Este deportivo lleva tiempo ya sorprendiendo a propios y extraños con una concepción y un aspecto que parece llegado del futuro. Este coupé de 2+2 plazas cuenta con un diseño muy radical, puertas de tijera y una mecánica híbrida enchufable, punto clave del concepto del modelo alemán.

Más información

Cocheando

por Cocheando -

El BMW i8 es un coche espectacular. Un modelo que llama la atención. En primer lugar por su diseño. Nada más verlo te deja con la boca abierta. Después, por el sistema de las puertas. Y a continuación por los materiales ligeros empleados. A ello se suma un sistema híbrido que permite unas grandes prestaciones con un consumo muy bajo. Por todo ello, BMW ha creado un coche futurista magnífico. Eso sí, para disfrutar de él hay que gastarse los 140.000 euros que cuesta. Este precio y el pequeño espacio de las plazas traseras son sus dos máximos inconvenientes.


Opiniones de usuarios

EL BMW i8 es una gran apuesta de la firma bávara en la que se muestra de qué es capaz. Pero por otro lado tiene un acceso muy complicado solo acto para contorsionistas por tener parte del chasis en medio. Su terminación aunque buena no nos parece sobresaliente como cabría esperar de un modelo de ese precio. http://www.enginestars.es
por Marin
Un coche espectacular!
Es un coche increíble... Lo primero que llama la atención es su diseño. Una vez que estás junto a él, parece que has viajado al futuro. Sus formas son alucinantes. Siguiente paso, la apertura de puertas que, aunque no son de alas de gaviota, se levantan hacia arriba. Entrar dentro, eso sí, es algo complicado. Primero te tienes que sentar y después introducir las piernas. Pero una vez ya en el habitáculo, la postura es inmejorable. También sorprende que parece un coche artesanal. Al haber muchos elementos desarrollados en fibra de carbono, te da la sensación de que BMW ha mimado cada unidad como si fuera única. Y luego una vez en marcha... es soberbio. Aunque inicialmente te pueda parecer que su potencia -362 CV- no es muy elevada, en el momento en el que pisas con contundencia el acelerador tu cara se iluminará y no dejará de sonreír. Y todo ello con unos consumos muy bajos. ¡El coche del futuro ya está aquí! ¡Enhorabuena BMW!