Renault, Volkswagen, BMW y Mercedes ofrecen ayudas de hasta 10.000 euros en Alemania para cambiar de coche

Subscribirse
El Gobierno ha confirmado la subida de los impuestos al diésel.
El diésel, cada vez más cuestionado.

El Gobierno alemán ha presentado un plan para evitar prohibir la entrada de vehículos diésel a las principales ciudades.

Se trata de una propuesta para que aquellos usuarios que vivan en las ciudades más pobladas tengan dos posibles opciones: o bien llevar los vehículos a sus fabricantes para que sean reajustados técnicamente o bien recibir ayudas económicas, de hasta 10.000 euros, para que estos usuarios puedan cambiar de coche.

Este plan, según los gobernantes, no tiene que costar ni un solo euro ni a la administración ni a los usuarios de estos vehículos.

Este plan, por el momento, sólo está destinado a aquellas 14 ciudades alemanas más contaminadas donde los niveles suelen superar los 50 miligramos de NO2 (dióxidos de Nitrógreno) por metro cúbico. Con esta actuación, por tanto, lo que se pretende es que el Gobierno alemán no tenga que dictar leyes que limiten el acceso a las ciudades a los vehículos más contaminantes.

También podrían, o bien readaptar sus vehículos o bien recibir bonificaciones, aquellos usuarios que residan en los alrededores de estas ciudades, además, de aquellos casos de familiar con menores ingresos.

Según el Gobierno Alemán se estima que cerca de 1,4 millones de vehículos Euro 4 y Euro 5 circulan por estas ciudades alemanas. No obstante, existen cerca de 9 millones de coches diésel en toda Alemania que cumplen con la Euro 4 y Euro 5.

Reacciones de la industria

Aunque en líneas generales se puede decir que la industria automovilística reaccionó bien a esta propuesta del Gobierno, también hay que señalar que la mayoría de los fabricantes están a favor de unas bonificaciones para sustituir el coche antiguo por el nuevo, pero, sin embargo, no están dispuestos a realizar las rectificaciones técnicas.

Así fue cómo han reaccionado las principales marcas:

Volkswagen: está a favor de la medida del Gobierno alemán, tanto si es la adaptación del coche como las ayudas. Afirma que podría entregar primas de alrededor de 4.000 euros para aquellos vehículos diésel que tuvieran hasta la Euro 4 como normativa de emisiones. En el caso de que fueran diésel Euro 5 (a partir de 2009) las ayudas serían de 5.000 euros. Estas ayudas, no obstante, dependerán del modelo y de su estado. Además, podrían añadir una compensación residual por el valor del coche.

Renault: ha sido uno de los primeros en reaccionar ante la medida. Ofrece entre 2.000 y 10.000 euros de bonificación para todos aquellos propietarios que cambien un coche diésel viejo (Euro 1 a Euro 5) y adquieran uno nuevo.

Daimler (Mercedes): Está valorando la propuesta del Gobierno alemán. Por el momento, Daimler no está a favor de una readaptación de los motores pero sí podría valor otorgar ayudas de hasta 10.000 euros de bonificación entregando un diésel antiguo y comprando un vehículo moderno con Euro 6 c o Euro 6 d Temp.

BMW también ha señalado estar a favor de esta medida y afirma que podría entregar 6.000 euros para todos aquellos clientes que decidieran cambiar un modelo antiguo por uno nuevo.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.