Precios de coches nuevos

El automóvil cuestiona al Gobierno: «mandamos una carta a Industria hace un mes y todavía no ha contestado»

Subscribirse
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El automóvil está viviendo una incertidumbre total estos días. Si ya, antes de que impactara la crisis del coronavirus, existían, por parte de los fabricantes, numerosas peticiones al Gobierno, ahora, estas demandas, se han acrecentado debido al desplome de las ventas en los meses de marzo y, principalmente, en abril.

Unas solicitudes que el pasado miércoles 6 de mayo tuvieron respuesta por parte del ejecutivo en forma de un avance de posibles ayudas.

En concreto, tal y como anunciaron el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico y el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, el Gobierno ofrecerá medidas de estímulo a la compra de vehículos «tanto a corto plazo como a medio plazo».

Reyes Maroto durante la toma de posesión de la cartera de Industria delante del Rey Felipe VI.

Reyes Maroto durante la toma de posesión de la cartera de Industria delante del Rey Felipe VI. Foto: Casa Real.

Hasta aquí, la versión oficial. Sin embargo, luego está la opinión de los diferentes responsables de las marcas. Directivos que señalan que el Gobierno no es tan rápido como anuncia en sus comunicados a la hora de tomar estas decisiones.

«Presentamos con Anfac el plan de choque, mandamos una carta a Industria hace un mes y todavía no nos ha contestado», señala Eduardo Divar, director General de Kia, en un encuentro digital organizado hoy Boosters Group. «Dicen que sí a todo pero luego no ponen nada en marcha», afirma este directivo.

Divar también ha confirmado que los fabricantes, por su parte, han «presentado el Plan Moves Plus, con una dotación de por lo menos 400 millones de euros» y, sin embargo, «ellos (el Gobierno) siguen erre que erre con los 45 millones (del Moves) y con los coches electrificados», afirma Divar. «Y nosotros les hemos respondido que no solo hay que ayudar a los coches electrificados sino a todos. Hay que renovar el parque y meter los coches de combustión», concluye.

Además, continúa Divar, el hecho de que cada comunidad lance su » plan de achatarramiento es un follón porque cada uno lo hace a su tiempo. Además, el dinero reparte por población y no por peso real del automóvil. Y también les hemos pedido un IVA reducido como en Canarias y un impuesto no por la compra sino por el uso. Ellos tienen muy buenas palabras y mucha predisposición pero luego no pasan a la realidad», continúa.

Eduardo Divar, director General de Kia.

Eduardo Divar, director General de Kia.

No sabemos cuándo llegarán las ayudas

Una posición similar también la comparte, Juan López Frade, presidente de Suzuki Ibérica. Según López Frade, «los contactos con el Gobierno son constantes y estamos esperando que la respuesta venga, para que las marcas podamos ponernos a trabajar en ella», señala.

Y en este sentido, con los contactos del Gobierno «sabemos que va a ver ayudas pero no sabemos cuándo las darán», afirma.

Al final «veremos si en 2020 el mercado del automóvil no cae un 50%», continúa Divar.»Por nuestra parte haremos todo lo posible para recuperar la demanda pero también habrá que tener en cuenta que podemos llegar a un 20% de desempleo», afirma.

Juan López Frade, presidente de Suzuki Ibérica.

Juan López Frade, presidente de Suzuki Ibérica.

Una recuperación tardía en el automóvil

En cuanto a la apertura de concesionarios y recuperación de las ventas, López Frade muestra sus dudas. «Esta semana es la de preparación y parece que los concesionarios podrán abrir el día 11 con la exención para los concesionarios que tengan más de 400 metros», señala.

«Pero soy poco optimista y veo una recuperación parecida a la del logo de la marca Nike. Esto nos va a llevar tiempo. Las marcas y los concesionarios vamos a poner todo va a ser un buen momento para comprar coche pero con un paro tan alto. Esto es algo distinto a los factores de 2008, pero volver a repetir los 1,2 millones de coches nos costará años y para empezar este año no pasaremos de los 700.000 coches», señala. «Hasta avanzado el 2021 no estaremos como antes del coronavirus», afirma.

Por su parte, Enrique Lorenzana, responsable de ventas en Europa de Genesis, una nueva firma premium que llegará próximamente, señala que «las ventas sí se podrán recuperar, ya que la gran ventaja del coche es la seguridad sanitaria que ofrece frente a otros sistemas de transporte», señala.

«Ahora mismo estamos en una fase de preparación», señala Lorenzana. «Pero pero hay muchas medidas que no se están haciendo claras por parte del Gobierno», afirma. «En la mayoría de los países europeos no hay impuestos a la matriculación y si esta crisis del coronavirus nos ayuda para equipararnos al resto de países europeos…», señala Lorenzana. «Recordamos en este sentido que la primera ocurrencia de este Gobierno fue que el diésel tiene los días contados. Por ello el nivel de preparación de este Gobierno no sé si es el más adecuado para esta crisis», concluye.

Enrique Lorenzana, responsable de ventas en Europa de Genesis.

Enrique Lorenzana, responsable de ventas en Europa de Genesis.

Se mantiene la exigencia de los 95 gramos de CO2

Lo que según estos responsables no va a cambiar este año en la industria del automóvil es la exigencia de que los fabricantes cumplan con las emisiones de 95 gramos de CO2 impuestas por Europa.

«No creo que vayan a posponer esta medida del CO2. Las ventas serán menores, pagaremos menos multa, pero no hay nada nuevo en este sentido, señala López Frade.

«La Comisión Europea no va a relajar las medidas de CO2. El lobby ecologista en Europa es muy fuerte y va a ser muy complicado que se levante», afirma Eduardo Divar. «Nosotros seguimos señalando a la ed de concesionarios que tenemos que cumplir con los 95 gramos y que, por lo tanto, la proporción de venta de eléctricos tiene que ser la misma», concluye Divar.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.