Precios de coches nuevos

Audi R8 Spyder 2019

Nuevo
0.0 10
Puntúa
este coche
Cara neutral -º en Puntuación
Cara triste roja 56º en Precio
Cara neutral Sin datos en Ecología
Cara neutral Sin datos en Ventas
Cara neutral Sin datos en Seguridad
Cara triste roja 40º en Tamaño
Cara triste roja 52º en Maletero
Puntúa
este coche
Cara neutral -º en Puntuación
Cara triste roja 56º en Precio
Cara neutral Sin datos en Ecología
Cara neutral Sin datos en Ventas
Cara neutral Sin datos en Seguridad
Cara triste roja 40º en Tamaño
Cara triste roja 52º en Maletero
Desde
215.230€
Distintivo ambiental (Etiqueta DGT)
Tipo de coche
Descapotables
Tamaño
Mediano
Largo/ancho/alto
4,4/1,9/1,2 metros
Maletero
112 l.

A favor

Motores más potente, más deportivo

En contra

Precio muy elevado

Desde principios de 2019 Audi tiene a la venta el nuevo Audi R8 Spyder 2019. Se trata de una actualización ligera del Audi R8 Spyder de segunda generación lanzado en 2017. Estos cambios afectan tanto a esta versión Spyder o descapotable, como al Coupé (la variante con el techo cerrado).

Audi R8 Spyder 2019: con motores más potentes

Estos cambios afectan principalmente al apartado de motores, que ahora cuentan con mecánicas más potentes, y al diseño, puesto que incorpora algunos retoques estéticos.
Comenzando por los motores, el R8 mantiene el mismo propulsor V10 de 5,2 litros y atmosférico (sin turbo). Sin embargo, este propulsor recibe ahora, como novedad, la incorporación de un filtro de partículas para ganar en eficiencia.

Además, Audi ha aprovechado esta actualización para incrementar la potencia del propulsor, que se fabrica en la planta de motores de Györ (Hungría). De esta manera, el R8 V10 quattro ofrece ahora 570 CV y la variante más deportiva –R8 V10 Perfomance quattro- logra 620 CV.

Estamos hablando de 30 CV y 10 CV más respectivamente de la versión que se ha comercializado hasta 2018.

Otras modificaciones realizadas afectan al vano motor, ya que el filtro de aire va situado bajo una nueva tapa de tres elementos, disponible en material plástico o bien de fibra de carbono.

Más precisión

Otras mejoras introducidas en el nuevo Audi R8 afectan a la suspensión y la dirección. Todo ello para ofrecer más estabilidad y precisión. Por ejemplo, la asistencia en la dirección ha sido reajustada. De esta manera, Audi pretendía que el R8 fuera más preciso, tanto a alta velocidad como a baja velocidad.

Además, el Audi Drive Select, el programa que ofrece diferentes modos de conducción, añade tres programas adicionales (Dry, Wet y Snow) que se suman al modo Perfomance. Estos programas inciden, entre otros parámetros, en el ESP o control de estabilidad. Y todo ello para mejorar las cifras de rendimiento.

Así, el nuevo Audi R8 frena de 100 km/h a 0 en 1,5 metros menos y lo mismo ocurre si se detiene el coche de 200 km/h a 0 km/h, ya que el nuevo R8 recorre la distancia en 5 metros menos.

Equipamiento de serie

De serie el nuevo Audi R8 cuenta con elementos como las llantas de 19 pulgadas –como opción se pueden incluir llantas de 20 pulgadas con neumáticos deportivos-. Además, también son opcionales los frenos carbocerámicos, que se ofrecen de forma adicional a los tradicionales de acero. Y algo similar ocurre con la barra estabilizadora que puede ser en el eje delantero de polímero con fibra de carbono (CFRP) y de aluminio, lo que reduce el peso del conjunto en dos kilos.

Cambios en el diseño

En cuanto a las modificaciones en el diseño, Audi ha introducido una nueva parrilla delantera, conocida como ‘singleframe’ y que se caracteriza por tener un aspecto más ancho y plano, además de contar con unas láminas más marcadas.

También se ha modificado el spoiler delantero, que ahora es nuevo, para presenta una mayor anchura. También se ha modificado la rejilla de ventilación trasera y el difusor que ha sido orientado hacia arriba.

Asimismo, los clientes del R8 pueden elegir entre tres paquetes exteriores, dependiendo de la variante de motor. Dichos packs añaden varios toques distintivos al spoiler delantero, faldones laterales y difusor trasero.

Como opción, los aros Audi y los emblemas exteriores pueden ir pintados en negro brillante. Además, la gama de tonalidades suma los tonos metalizados gris Kemora y azul Ascari . Y por último, la gama de Audi exclusive ofrece a los usuarios la posibilidad de personalizar muchos detalles de sus Audi R8, tanto por fuera como por dentro.

Según Audi el R8 es el coche más cercano que tiene la marca a la competición. Según Oliver Hoffmann, Director Técnico de Audi Sport GmbH: “La competición es parte de nuestro ADN. Con alrededor del 50 por ciento de componentes compartidos con el R8 LMS GT3 y un 60 por ciento con el R8 LMS GT4, ningún otro coche está más próximo a las carreras que el Audi R8”.

Segunda generación

Estos cambios se realizan sobre la segunda generación del Audi R8 Spyder que ha sido lanzada en 2017 para sustituir al R8 Spyder que estuvo a la venta entre 2010 y 2016.

Comenzando por sus dimensiones este nuevo R8 Spyder mide 4,42 metros de largo, 1,94 metros de ancho y 1,24 metros de alto. Su distancia entre ejes es de 2,65 metros. Estas medidas son exactamente las mismas que las que tiene el coupé. Respecto al anterior Spyder, Audi anuncia que es ligeramente más corto (1,4 centímetros) y algo más ancho (3,6 centímetros). El resto de cotas se mantienen.

En cuanto al sistema de capota, se trata de un techo de lona que se recoge y se pone de manera automática con tan sólo pulsar un botón. El peso de la capota es de sólo 44 kilos y este coche tan sólo necesita 20 segundos para que el sistema electrohidráulico la pliegue. Además, esta acción se puede realizar hasta 50 km/h. A la hora de guardarse, la capota queda recogida tras los asientos. En ese lugar se sitúan la capota, el mecanismo necesario para plegar y desplegar el techo realizado en fibra de carbono y movido de forma hidráulica y las barras antivuelco.

Audi, además, ha introducido un deflector de viento realizado en tejido sintético que reduce el flujo posterior de aire en un 90% en la zona de la cabeza y en un 80% en la zona del cuello.

En relación al chasis, este R8 Spyder, tal y como le ocurre al coupé, está desarrollado en aluminio y polímeros reforzados de fibra de carbono. En concreto, casi el 80% del chasis ASF está desarrollado en fibra de carbono. Con todo ello, el bastidor ahora sólo pesa 208 kilos y su rigidez torsional ha aumentado un 50% respecto al anterior Spyder.

La combinación de aluminio y poliéster reforzado con fibra de carbono (CFRP) en el Audi Space Frame abre una nueva dimensión en relación al peso, rigidez y comportamiento. Los aerodinámicos bajos, que integran un largo difusor, aumentan la fuerza aerodinámica descendente. También el chasis, con su suspensión de dobles triángulos superpuestos, muestra lo próximo que está el nuevo Audi R8 a la competición.

Además y también respecto al coupé, Audi ha reforzado algunos elementos clave como es el caso de los umbrales de las puertas, los pilares A y el marco del parabrisas. Todo ello para reforzar la estructura de este modelo ante la ausencia del techo.

A favor

Motores más potente, más deportivo

En contra

Precio muy elevado

Rivales