Precios de coches nuevos

Audi Q5 2013

7,1/10
Puntuación media según 2 opiniones de expertos
Puntúa
este coche
Desde
39.160€
Distintivo ambiental (Etiqueta DGT)
Tipo de coche
SUV grandes
Tamaño
Grande
Largo/ancho/alto
4,6/1,9/1,7 metros
Maletero
540 l.
Seguridad

A favor

Diseño, tamaño ideal, habitáculo, maletero, confort, acabados.

En contra

Su renovación está muy próxima, el túnel de transmisión resta habitabilidad.

Entre los años 2012 y 2017 Audi ha estado comercializando este Q5. Se trata del Audi Q5 de 2012, una puesta al día o actualización del modelo que comenzó a venderse en 2008. Por tanto, no estamos hablando de un modelo completamente nuevo. Es una puesta al día del Q5 de primera generación. Estos cambios introducidos en 2012 le han servido para mantener en el mercado el Q5 hasta 2016, año en el que comienza a venderse la segunda generación de este todocamino.

Este Audi Q5 de 2012, llega por tanto cuatro años después que comenzase a venderlo Audi en 2008 y con un nivel de ventas situado en más allá de las 100.000 unidades por año. De hecho, entre los años 2008 y 2012 Audi ha logrado convencer a cerca de 430.000 clientes con este modelo. Esta buena acogida en el mercado le ha colocado rápidamente entre los SUV Premium de tamaño medio más vendidos.

Es un coche que compite, por tanto, con modelos como el BMW X3, el Land Rover Discovery Sport, el Lexus NX, el Infiniti Q50 o incluso el Porsche Macan. Frente a todos ellos, el Audi Q5 destaca especialmente por lograr un exquisito confort de viaje, por su buena habitabilidad y por la buena calidad de los acabados.

Entre las mejoras introducidas en 2012 cabe destacar una nueva parrilla delantera, nuevos grupos ópticos con luz diurna, grupos ópticos traseros, salidas de escape… A ello se suma un interior más cuidado con un cuadro de instrumentos más moderno.

Respecto a los motores, el Q5 de 2012 destaca por incorporar mecánicas más potentes y también más eficientes. Por ejemplo, en la oferta de gasolina encontramos los siguientes motores: 2.0 TFSI (180 CV), 2.0 TFSI (225 CV) y 3.0 TFSI (272 CV). Por otra parte, los diésel son: 2.0 TDI (143 CV), 2.0 TDI (177 CV), 3.0 TDI (245 CV) y SQ5 (con el 3.0 TDI de 313). Dependiendo de la versión se puede escoger entre un cambio manual o los automáticos S tronic (con doble embrague) y Tiptronic.

También como novedad, está disponible un Q5 híbrido, que incorpora un motor de 2.0 TFSI de 211 CV y un generador eléctrico de 54 CV que, entre ambos, ofrece una potencia máxima de 245 CV.

Más adelante, en 2013, Audi sustituía el 2.0 TDI de 143 CV por el 2.0 TDI de 150 CV. Y en 2014 introducía por primera vez el 2.0 TDI de 190 CV y el 3.0 TDI de 258 CV. Por último, en 2015, la firma alemana retiraba algunos motores de gasolina y algunos diésel reduciendo la gama. En este sentido, a finales de 2015 Audi introducía también el SQ5 TDI plus con 340 CV.

No obstante y pese a estas mejoras, lo que no ha cambiado desde su introducción en 2008 es el enfoque y las dimensiones. En este sentido, el Audi Q5 mide 4,63 metros de largo, 1,90 metros de ancho, 1,62 metros de alto y tiene una batalla de 2,81 metros. Con estas medidas, está en la media del segmento. Comparado, por ejemplo, con su enorme rival (el BMW X3) el Q5 es sólo 3 centímetros más corto, igual de alto y 2 centímetros más ancho. La batalla, por el contrario, es idéntica en ambos modelos.

Esto se traduce en una buena habitabilidad interior. Eso sí, hay que reconocer que no es la mejor habitabilidad de todo el segmento. Por ejemplo, delante los ocupantes de las dos primeras filas gozarán de 147 centímetros de ancho y de un máximo de 102 centímetros de alto. Aquí, en estas plazas, sí hablamos de que la habitabilidad es muy buena. Sin embargo, donde empeora un poco este apartado es en las plazas traseras. Ofrece una anchura trasera de 142 centímetros que sigue siendo una buena medida y también cuenta con una altura libre al techo de la segunda fila de 97 centímetros. Sin embargo, el túnel central voluminoso y la distancia para las piernas son mejores en otros rivales como el BMW X3 o Land Rover Discovery Sport. No obstante, que no tenga las mejores plazas traseras de la categoría no quiere decir que no sea espacioso. Todo lo contrario. En el Q5 viajarán cuatro adultos con total confort.

Además, este menor espacio en la segunda fila, trae como consecuencia una mayor capacidad de maletero. En concreto estamos hablando de 470 litros, una cifra mejor que la que ofrece e X3 con 455 litros. Además, desde el maletero se puede abatir con total comodidad los respaldos de la segunda fila. Asimismo, cabe añadir que el Q5 cuenta con una segunda fila que se puede desplazar de forma longitudinal y que permite reclinar el respaldo en dos posiciones. Pero eso sí, este equipamiento es opcional y no está incluido de serie.

En definitiva, un buen SUV o todocamino de tamaño medio y de firma Premium que pese a su veteranía se sigue mostrando con buenas cualidades. No es el más espacioso pero a cambio sí cuenta con un gran maletero. Además, tiene unos acabados sobresalientes, un confortamiento muy refinado y unos consumos bajos teniendo en cuenta el tipo de vehículo que es.

A favor

Diseño, tamaño ideal, habitáculo, maletero, confort, acabados.

En contra

Su renovación está muy próxima, el túnel de transmisión resta habitabilidad.

Opinión de medios expertos

7,1

/10
Cocheando analiza diariamente lo que se publica acerca de este coche en revistas, diarios y webs para recoger aquí las principales conclusiones. La puntuación final es la nota media de las publicaciones analizadas.
Cocheando
Autopista

Cocheando

por Cocheando -

El Audi Q5 de 2012 destaca especialmente por lograr un exquisito confort de viaje, por su buena habitabilidad y por la buena calidad de los acabados. Es un buen SUV o todocamino de tamaño medio y de firma Premium que pese a su veteranía se sigue mostrando con buenas cualidades. Además, tiene un confortamiento muy refinado y unos consumos bajos teniendo en cuenta que es un SUV con un considerable tamaño y peso.

Autopista

Es un modelo ya veterano. Y eso se nota en el aspecto exterior. Aunque ofrece cierta agilidad, es un coche pensado para viajar tranquilamente. Para la familia tiene unas plazas traseras muy cómodas. El interior está bien rematado. (Versión probada: 2.0 TDI 190 CV Quattro)

Ver en Autopista

Opiniones de usuarios

por Manuel
Llevo un año y medio con él y he recorrido hasta ahora 13.500 kilómetros. En su día dudé si comprar este modelo o esperar a la nueva generación. Pero finalmente opté por adquirir este modelo ya que así sería un coche consolidado. Y la verdad es que me alegro mucho de la compra. Lo que más me gusta es la comodidad a la hora de conducirlo. Entrar y salir es fácil, una vez sentando todo es confortable, con una buena visibilidad, también me gusta la calidad de los acabados... Además, como he optado por el cambio automático, ya no volvería a un manual. Eso sí, me gusta un poco más de lo que yo pensaba y sobre todo si lo comparo con mi anterior coche que es una berlina. Pero claro sigue siendo una cifra muy razonable si tenemos en cuenta que es mayor volumen, mayor peso y una altura más elevada. En resumen... estoy muy contento con él.
Lo he conducido en varias ocasiones y cada vez estoy más contento. Es un vehículo que ya cuenta con muchos adelantos tecnológicos que lo que permiten es que te sientas más seguro al volante y que disfrutes de la conducción. Todas las plazas son muy confortables y el maletero es suficientemente amplio, quizá le falta la estética y dinamismo de otros competidores como el GLC o el F-Pace pero su precio lo hace muy atractivo para el gran coche que es.