Precios de coches nuevos

Los concesionarios pueden abrir el 4 de mayo con cita previa, según Ancove

Subscribirse
Imagen de un concesionario.
Imagen de un concesionario.

La Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos (Ancove) ha mostrado su «alivio» y celebrado la decisión del Gobierno de permitir la venta de vehículos a partir del día 4 de mayo en el conjunto del territorio nacional, aunque los clientes y los proveedores deberán contar con una cita previa para evitar aglomeraciones en los establecimientos.

En un comunicado, desde Ancove han hecho un llamamiento a la responsabilidad de los clientes y comerciantes para cumplir «estrictamente» con las normas de seguridad establecidas y han solicitado a las autoridades que se precisen con mayor detalle las medidas concretas que deben adoptar los comerciantes de vehículos en cada fase de desescalada.

«Más allá del sentido común, es preciso dotar de seguridad jurídica a los comerciantes y, muy especialmente, garantizar a los clientes que las condiciones son las adecuadas. En estas primeras semanas, el reto es recuperar la confianza de los ciudadanos para que entren en los locales con la certeza de que no van a correr ningún riesgo», ha subrayado Ancove.

Así, la asociación ha hecho algunas recomendaciones para que los comerciantes vuelvan a la actividad con seguridad en cada una de las fases. Para la Fase 0, que comienza el día 4 de mayo, les recomienda fomentar la comunicación ‘online’ para evitar «al máximo» el contacto presencial y a medida que se suceden las fases de la desescalada se reducen las restricciones de aforo.

«Desde Ancove valoramos muy positivamente la decisión del Gobierno de reabrir la actividad del pequeño comercio. En el caso de los comerciantes de vehículos, especialmente los dedicados al vehículo de segunda mano, cada día de cierre estaba suponiendo la devaluación de los coches en stock», ha indicado el presidente de Ancove, Elías Iglesias.

Aún así, Iglesias ha solicitado al Gobierno que explique las medidas de seguridad a tomar por los profesionales, ya que estas no «no se pueden dejar en manos de cada comerciante».

Faconauto: el primer objetivo es la seguridad de los clientes y empleados

Por su parte, la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto) mantendrá una reunión con los presidentes de todas sus asociaciones de concesionarios miembro para valorar la situación tras el establecimiento de las diferentes fases de desescalada del confinamiento anunciadas por el Gobierno.

Tal como ha indicado Faconauto en un comunicado, los concesionarios oficiales llevan semanas aprovisionando equipos de protección individual y coordinando la puesta en marcha de sus protocolos sanitarios, por lo que en este encuentro se valorará el nivel de ese aprovisionamiento, «ya que el primer objetivo sigue siendo la seguridad de clientes y empleados».

Asimismo, se analizará cual será la movilidad permitida a los ciudadanos en las diferentes fases de la desescalada y en qué medida afectarán a la actividad de las concesiones.

Faconauto estima que la semana que viene será de transición para los concesionarios, hasta retomar la actividad plena, «ya que esta requiere de un proceso y de una operativa en línea con la profesionalidad y responsabilidad que caracteriza al sector de la distribución oficial».

Todo esto después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciase este martes que a partir del día 4 de mayo los concesionarios podrían abrir sus puertas, siempre que los clientes acudan con cita previa, para evitar aglomeraciones.

Ganvam: se abrirá cuando haya protección

El presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam), Raúl Palacios, ha asegurado que las redes de distribución de vehículos abrirán «cuando se puedan asegurar todas las garantías de protección», tanto al trabajador como al cliente, a pesar de que ya está permitido que comiencen a operar a partir de este lunes con cita previa.

Desde Ganvam han afirmado que los establecimientos se están haciendo con los materiales necesarios de protección porque «aunque es una cuestión de salud pública, es una responsabilidad que el Gobierno hace recaer en la empresa».

«Sin embargo, mientras no se amplíen las restricciones de movilidad, la actividad económica no va a crecer. Es decir, la reactivación del consumo dependerá del grado de movilidad que se le permita al ciudadano y también de las medidas que se pongan en marcha para dotar de confianza a ese consumidor», ha añadido Palacios.

Por ello, ha pedido un pacto entre la Administración y las empresas que permita flexibilizar los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y que incluya planes de ayuda directa a la compra de todo tipo de vehículos.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.