Alfa Romeo 4C 2013

  • Otras ediciones:
  • 2013
Nuevo
6,8/10
Puntuación media según 3 opiniones de expertos
6.8 10 3
Puntúa
este coche
37º de 37 en Coupés
21º de 37  en Ventas en su categoría
Desde
66.280€
6,8/10
Puntuación media según 3 opiniones de expertos
Puntúa
este coche
37º de 37 en Coupés
21º de 37  en Ventas en su categoría
Desde
66.280€
Tipo de coche
Coupés
Tamaño
Pequeño
Largo/ancho/alto
4,0/1,9/1,2 metros
Maletero
110 l.
Motores
Gasolina
Cambio
Automático
Potencia
241 CV
CO2
desde 157 g/km

A favor

Diseño increíble, comportamiento, ligereza, aceleración y velocidad máxima.

En contra

Precio algo elevado y algo justo en equipamiento.

Desde 2014, todos los aficionados a la marca Alfa Romeo están de enhorabuena. A partir de este año, la firma italiana ha iniciado la venta de uno de sus modelos más carismáticos de su historia. Se trata del Alfa Romeo 4C, un coupé de dos plazas y tracción trasera que por su carácter transmite las sensaciones propias de un superdeportivo aunque, eso sí, a un precio mucho más asequible. A su vez, del Alfa Romeo 4C, la marca del grupo Fiat ha presentado un año después la versión descapotable, conocida como Alfa Romeo 4C Cabrio.

Pero volviendo de nuevo al Alfa Romeo 4C cabe destacar lo primero es que está desarrollado sobre un chasis especial. Y decimos que es especial puesto que incorpora elementos propios de los coches de competición, como es el caso de la fibra de carbono, el aluminio y la fibra de vidrio. De esta manera, el bastidor está realizado en fibra de carbono, el chasis delantero está hecho de fibra de carbono y el trasero en fibra de vidrio. Con todo, ello, Alfa Romeo ha logrado detener la báscula en los 995 kilos, una cifra completamente insólita para un automóvil.

A ello hay que añadir unas dimensiones muy contenidas y un buen reparto de pesos. Comenzando por las dimensiones, el Alfa Romeo 4C presenta una longitud de 3,98 metros, una anchura de 1,86 metros y una altura de 1,18 metros. Su distancia entre ejes es de 2,38 metros. Por tanto, es bastante corto y, sobre todo, muy bajo. Respecto al reparto de pesos, el 60% está sobre el eje trasero y el 40% sobre el eje delantero.
Eso sí, como contrapartida, el maletero es minúsculo. Tan sólo 110 litros de capacidad. Además, está situado en la parte trasera, junto al motor. Mientras que en otros deportivos con el motor trasero el maletero está delante, aquí Alfa lo ha colocado detrás. Delante no se tiene acceso ya que la tapa de este espacio delantero está fijada. Además, si levantases esa tapa te encontrarías con diversos elementos del coche y no hay espacio para dejar nada. Por tanto, este es el mayor inconveniente que tiene el 4C, que es sólo un coche para disfrutar nada más.

Una vez dentro, ha personas que le parece que es muy espartano y otras, más puristas, que están encantadas con estos acabados. Lo que es cierto es que, al menos, es fiel a sus intenciones y dentro prima más la fibra de carbono que otros elementos o materiales más confortables.

Respecto al motor, sólo hay una única opción. Se trata de un motor de cuatro cilindros y 1.742 centímetros cúbicos de cilindrada que rinde una potencia máxima de 241 caballos y un par máximo de 350 Nm. Este motor que se alimenta por medio de un turbocompresor, tiene inyección directa y distribución variable es muy similar al que Alfa Romeo ya ha introducido en otras versiones como el Giulietta Quadrifoglio Verde.
Para garantizar unas prestaciones y una facilidad de conducción excepcionales por ciudad o en circuito, el motor turbo de 1750 cc cuenta con tecnologías de vanguardia. La inyección directa de alta presión (2900 psi/200 bar) con inyectores de combustible de múltiples orificios proporciona una pulverización más uniforme.

Para aumentar las prestaciones, al tiempo que se reduce el consumo de aceite y las emisiones, los conductos de admisión de la culata tienen un diseño optimizado, mientras que las camisas de cilindro están hechas de hierro fundido fino. La adición de un termostato eléctrico ayuda al motor turbo de 1750 cc a reducir el tiempo de calentamiento y las emisiones en el escape. Para minimizar la vibración a las más altas velocidades del motor, el cigüeñal dispone de ocho contrapesos. Por último, los sistemas de admisión y escape están optimizados para la disposición con motor central del Alfa Romeo 4C.

Un turbocompresor de nueva generación cuenta con un colector de escape de convertidor de impulsos para aprovechar las ondas de presión y aumentar el par a bajas revoluciones del motor. Una válvula wastegate regula la presión del turbo y mejora la eficiencia del motor. La avanzada tecnología del turbo permite al Alfa Romeo 4C Spider maximizar el par a bajas revoluciones del motor y responder más rápidamente a las demandas del conductor, aumentando la eficiencia de la combustión y la velocidad de la turbina, a la vez que se elimina el turbolag. Como resultado, el suministro de par es instantáneo, con un pico de 258 lb-pie (350 Nm), el 80% del cual está disponible a tan solo 1700 rpm.

El cambio es el TCT de Alfa Romeo. Se trata de una transmisión de doble embrague con seis velocidades. Estas marchas se pueden cambiar de forma manual con las levas que existen tras el volante.

Para un confort de marcha en los modos Dynamic, Natural o All-weather, el cambio Alfa Romeo TCT puede utilizarse en modo “Auto”.

El innovador selector Alfa DNA de la marca permite optimizar instantáneamente el nivel de prestaciones del Alfa Romeo 4C Spider. Con cuatro modos, incluido el modo “Race”, el selector Alfa DNA puede optimizar el motor, la transmisión, el diferencial electrónico Alfa Q2 y el calibrado del control electrónico de estabilidad (ESC) a los niveles requeridos por el conductor. Con un solo toque del selector Alfa DNA, se puede cambiar la dinámica de conducción del Alfa Romeo 4C (en orden creciente de capacidad):

All-weather – diseñado para garantizar el máximo control en condiciones climáticas adversas y permitir una respuesta suave del acelerador y una lógica de control especial del motor y de los frenos para que se adapte a la velocidad de la carretera y evitar el derrape.

Natural – permite viajar con gran comodidad y facilita una conducción suave con el cambio Alfa TCT

Dynamic – permite una conducción más deportiva mediante un calibrado del sistema de propulsión más agresivo y una configuración menos intrusiva del ESC

Race – Disponible en el modo Dynamic, el modo Race es el modo deportivo más extremo, otorgando al conductor el control total del vehículo en carrera. Se desactivan el ESC y la regulación antideslizante (ASR) para permitir al conductor controlar la tracción a través del pedal del acelerador. El sistema de control del diferencial electrónico Alfa Q2 se mantiene activo para salir de las curvas más rápido.

En modo Race, se puede activar el Launch Control, permitiendo que el Alfa Romeo 4C Spider desarrolle aceleraciones explosivas de 0-60 mph en tan sólo 4,1 segundos, tan pronto como el conductor suelte el freno.

A favor

Diseño increíble, comportamiento, ligereza, aceleración y velocidad máxima.

En contra

Precio algo elevado y algo justo en equipamiento.

Opinión de medios expertos

6,8

/10
Cocheando analiza diariamente lo que se publica acerca de este coche en revistas, diarios y webs para recoger aquí las principales conclusiones. La puntuación final es la nota media de las publicaciones analizadas.
Diariomotor
Cocheando
Motor16

Diariomotor

El planteamiento del 4C como deportivo en el mercado es prácticamente único debido a lo radical de su concepto y a algunas de las soluciones empleadas. Hablamos por lo tanto de un deportivo que cuenta con muy pocas alternativas, especialmente en cuanto a sensaciones al volante se refiere.

https://twitter.com/diariomotor

Cocheando

por Cocheando -

Este coche es increíble. Tiene un diseño espectacular, su comportamiento es increíble ya que por menos dinero se pueden tener sensaciones de coche muy deportivo. El único aspecto a mejorar es el equipamiento que es algo parco y algunos acabados.

Motor16

Destaca por sus sensaciones únicas y por el carácter deportivo. También sobresale por la exclusividad, por el motor y por el cambio. Además tiene un consumo bajo, unas buenas prestaciones y unos frenos sobresalientes. Debe mejorar en el confort. Su suspensión es dura, la sonoridad es alta, el acceso difícil, los asientos son mejorables, la dirección es muy dura, el equipamiento corto y el precio elevado.  (Versión probada: 1.7 Tbi 240 CV TCT).

Ver en Motor16

Rivales